Los macabros detalles de la mujer que mató a golpes y mordiscos a su hija de 3 años

La infante presentaba once mordeduras, cinco quemaduras, seis arañazos y traumatismo craneal.

Una menor de tres años de edad murió en el estado Zulia, víctima de violación sexual, mordiscos y contusiones por su madre y su padrastro.

La progenitora de la niña, identificada como Yoliber del Carmen Montiel Montiel, edad 23, es autora de los mordiscos que le propinó a su hija, en los brazos y las piernas; mientras que el esposo, Gustavo Adolfo Ferrer, edad 26, la golpeó y violó reiteradamente.

 

Según fuentes policiales, Gustavo Adolfo Ferrer (26), esposo de la presunta homicida, identificada como Yoliber del Carmen Montiel (23), llegó a la casa a eso de las 9:00 de la noche y vio a la pequeña tirada en el piso de la sala. Trató de levantarla y vio que no reaccionaba.

 

Ferrer llamó a Yoliber para que auxiliaran a la niña y la llevaran a un centro asistencial, pero ella se negó porque supuestamente estaba durmiendo y le dolía la cabeza.

 

Minutos después la mujer sacó a la bebé envuelta en una manta y la llevó hasta el Hospital Chiquinquirá, donde alegó que la infante se había caído.

 

En el centro asistencial una doctora levantó la tela que cubría a la niña y se dio cuenta de que estaba muerta.

 

Los médicos detectaron que la menor ingresó al centro hospitalario presentando un fuerte golpe en la cabeza, mordeduras y quemadas.

 

Al notar que se trataba de un posible homicidio, los doctores llamaron a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para fueran al lugar.

 

El resultado de la necropsia determinó que la menor fue torturada y presentó un cuadro severo de desnutrición.

 

Luego de inspeccionar el cuerpo los detectives detuvieron a la mujer, quien después confesó que agredió a la niña porque no tenía para alimentarla.

 

La policía científica también detuvo a Ferrer por callar los maltratos hacia la menor.

 

Ambos ciudadanos permanecen detenidos en la sede de la policía científica en Maracaibo.

 

La Fiscalía de la entidad comunicó que los acusados habían trasladado a la niña desde su casa, en la La Arreaga, a un hospital cercano, donde llegó sin signos vitales, aseguró el ente judicial.

 

Parientes de Yoliber indicaron que ella no quería a su hija y la golpeaba sin razón. La niña vivía con una tía materna, quien siempre la cuidó y la alimentó.

 

En el texto emitido por el organismo, de acuerdo al Ministerio Público, el sujeto fue imputado por el delito de femicidio agravado, y establecido en la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, y a la madre de la niña se le precalificó el mismo tipo pero en la modalidad de comisión por omisión.

Te puede interesar: Los nuevos detalles del guiso de “Coko” Sosa que ofreció Tarek William Saab

Los vecinos de los inculpados, aseguran que la madre de la víctima, quien está embarazada, acostumbraba a subir el volumen del equipo de sonido para darle fuertes palizas a la hija, y evitar que la gente escuchara el llanto de la menor.

LaIguana.TV

Compártelo: