Venezuela tiene uno de los servicios de Internet más lentos del mundo

Luego de dos años de rozar el piso, el crecimiento de las redes de Paraguay relega al país, quien estuvo a la cabeza de estas listas a principios de siglo, al último lugar en conexiones de banda ancha en América, de acuerdo al más reciente estudio de la firma Akamai.

Ultimos en velocidad promedio. Últimos en velocidad pico. Últimos en adopción de conexiones de banda ancha mayores a 4Mbps (penúltimos en el mundo). Penúltimos en adopción de conexiones mayores a 10 Mbps, últimos en conexiones mayores a 15 Mbps, penúltimo en tiempos de carga desde conexiones fijas, últimos en tiempo de carga desde conexiones móviles. Ese es el reporte de Venezuela, comparado con el resto de América, que presenta la firma de seguridad electrónica Akamai en su reporte The State of the Internet del tercer trimestre del año 2015.

Y es que la eterna “tortuga” de la región, Paraguay, vio su velocidad promedio de conexión en banda ancha fija crecer 12% interanual -contra 9,8% de Venezuela- para abandonar el sótano y dejar al país con el penoso hito. Un usuario que se conecta en Venezuela lo hace a 1,5 Mbps (los populares megas), muy lejos del promedio global de 5,1 Mbps. El líder de la región es Estados Unidos, con 12,6 Mbps. En América Latina es Uruguay, con una velocidad cuatro veces superior a la venezolana.

Los esfuerzos del gobierno nacional se han concentrado, especialmente en los últimos años, en masificar la conectividad. El número que muestran con más orgullo los voceros oficiales es el de penetración de Internet, que de acuerdo al -ya no tan- nuevo baremo de cálculo de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones se ubicó en 61,62% en la primera mitad del año. No obstante, y a pesar de esfuerzos del mayor operador de banda ancha del país, la estatal Cantv, quien amplió su gama de planes de conexión hasta 10 Mbps, no se ha realizado un ajuste hacia arriba de la velocidad de conexión desde hace más de 18 meses (mayo 2014). En contraste, países líderes del continente, como Chile, ya ofrecen planes hasta de 40 megas.

Tampoco la edad de las centrales telefónicas, el incumplimiento de planes macro (como el Octavo Proyecto Universal de Telecomunicaciones, que debía culminar en 2012 pero que aún estaba instalando fibra óptica en 2014), la distancia entre centros poblados en el interior de los nodos de Internet y la topografía de algunas metrópolis ha ayudado a la masificación de las conexiones de banda ancha fija en el país. Su adopción es la segunda más baja del mundo de acuerdo al reporte (2,1%), sólo por encima de Egipto.

– Internet móvil también se puso lento – 

El otro enfoque de los entes gubernamentales, especialmente durante los últimos 18 meses, ha sido en el de mejorar la calidad del Internet móvil. Con 78,43% de la población accediendo a Internet desde líneas celulares (en teléfonos, tabletas o dongles -los mal llamado pendrives-), la expansión de la cobertura de la tecnología 4G/LTE parecía lógica en 2015. Pero problemas de divisas, reconocidos por el propio presidente de Conatel, William Castillo, en la presentación de los números del ente del segundo trimestre 2015 en noviembre, han impedido el despliegue. De las tres operadoras a las que le fue asignado espectro en 2014 en alguna de las bandas 4G sólo una (Movistar), ha trasladado al público el servicio, de manera limitada, en las principales ciudades del país. Se esperaba que Movilnet hiciera un anuncio sobre 4G, ya que tenían planificada la instalación de más de 600 radiobases 4G para el primer trimestre del año, pero no se concretó. ¿El otro operador? DirecTV, del que fuentes internas revelaron que sería imposible hablar de despliegue mientras no se concrete la asignación de los dólares por parte de los organismos competentes para el proyecto.

Durante el primer trimestre del año, Akamai reportó que Venezuela contaba con la mejor velocidad promedio de conexión a Internet móvil del continente,inmediatamente después de la entrada de Movistar al mundo de 4G. La velocidad de carga de una página desde líneas celulares estaba al nivel de países como Japón e Italia (2,8 segundos). La falta de continuidad en la apertura y el colapso de la infraestructura actual por el crecimiento del tráfico de datos hizo que ese número, en apenas seis meses, se duplicara y el país pasara de tener una de las conexiones más rápidas a la más lenta de los países medidos. A finales de septiembre, cargar una página de Internet desde una línea celular toma en Venezuela, en promedio, 6,1 segundos, comparable con Kenya y Bahrain.

En el caso de la banda ancha fija, Venezuela ocupa el penúltimo lugar del mundo en tiempo promedio de carga (5,5 segundos contra 5,8 de Paraguay). El líder es Nueva Zelanda, con un crono de 1,1 segundos.

 

Arnaldo Espinoza/El Interés

Compártelo: