EEUU se prepara contra una erupción solar que acabaría con la energía en todo el planeta

El gobierno de los Estados Unidos se está preparando para una erupción solar que podría ser catastrófica y dejaría a todo el planeta sin energía por varios meses.

La última tormenta solar geomagnética que golpeó la tierra fue en 1859 y causó que las líneas telegráficas explotaran, causando muchos incendios y provocó una falla de energía en toda Europa y América del Norte.

Lo expertos afirman que en un mundo tan avanzado tecnológicamente como el de hoy, los efectos de una erupción solar serían devastadores para nuestro planeta.

El pulso electromagnético masivo (EMP) de las erupciones solares podría acabar con las redes de energía, terminando con la civilización moderna que conocemos, los teléfonos móviles, las tarjetas de crédito y el Internet no servirían para nada.

De acuerdo con los investigadores de la Academia Nacional de Estudios de Ciencia 2008,  el costo para la economía de los Estados Unidos sería de unos 2.6 trillones de dólares.

El informe advirtió que los cortes de energía después de una tormenta solar extrema podrían durar meses o incluso más tiempo, si llegará a acabar con los transformadores.

Una aterradora tormenta solar estuvo muy cerca de la Tierra en el 2012, pero afortunadamente pasó la orbita sin golpear al planeta.

La Casa blanca está preparando un plan de contingencia, ya que los científicos predicen que hay un 12 por ciento de posibilidades que en el 2022 una tormenta solar golpee la tierra.

“Francamente, esto podría ser unos de los desastres naturales más graves que el país y las principales partes del mundo podrían enfrentar”, dijo el consultor del clima espacial, John Kappenman.

Uno de los grandes peligros del clima espacial es que los meteorólogos actualmente tienen solo de 15 a 60 minutos de advertencia antes de un evento extremo.

El plan incluye el establecimiento de un punto de referencia para medir con precisión la amenaza de eventos, tales como las escala de magnitud Ritcher, que se utiliza para los terremotos, y la mejoraría en las teologías que predicen esta clase de fenómenos, relató el diario británico.

Al mismo tiempo se instalarán nuevas tecnologías en el espacio y en la tierra, que puedan advertir de una posible catástrofe.

Telemundo

Compártelo: