Secuestrador de la estudiante buscaba novia para su hijo

Metid Salim Yousra (50), presunto secuestrador de María Gracia Reyes San Juan (18), se dedica a captar jovencitas vírgenes para luego venderlas en Colombia. Los hijos del delincuente salieron de una casa de abrigo hace un año. Los allanamientos realizados por los detectives no dieron resultado, la joven continua desaparecida

Helen Hernández/La Verdad

Después de la desaparición de María Gracia Reyes Sanjuan, de 18 años, estudiante de Artes Plásticas de la Universidad del Zulia, el pasado 1 de marzo, nuevos detalles del caso quedaron al descubierto. Metid Salim Yousra (50), presunto responsable de su secuestro, pretendía conformar un harén de vírgenes, contactó a 150 jovencitas, se hacía pasar por taxista para acercarse a diferentes centros de educación superior, las seguía durante meses.

La Brigada Contra Extorsión y Secuestro de la Policía científica continúan la búsqueda del aberrado en Ciudad Ojeda. En febrero del 2017 habló con la estudiante de LUZ, poco a poco cayó en la telaraña de mentiras que fabricó a su alrededor. El plan era simple, visitar el negocio de jugos que tenía el hermano de la muchacha en el casco central de Maracaibo, cerca del Instituto Universitario de Tecnología Readic, mejor conocido como UNIR.

Con la excusa de tomarse una bebida refrescante observaba a las estudiantes salir del tecnológico; comenzaba el proceso de selección. Durante su estadía en el puesto le contaba al comerciante que necesitaba emplear a una joven como guía turístico para Achim Salim, su hijo, recién llegado del medio oriente; María escuchó la propuesta, esperaron días para cerrar el negocio.

El árabe residía en un taller ubicado en la avenida Las Delicias, cerca de la universidad José Gregorio Hernández, con su hijo, la intención de ambos era conseguir mujeres vírgenes. Nataly Reyes, hermana de la desaparecida, le recriminó aceptar el empleo. El primer día la estudiante de Artes Plásticas limpió la casa, escuchó al muchacho decir: “Yo no quiero una mujer que limpie, me dijiste que me ibas a conseguir una novia”. Luego de presenciar la conversación, no regresó, más tarde añadió al joven a su perfil de Facebook, se disculpó.

Con prontuario

Fuentes oficiales vinculadas con la investigación desconocen las razones que condujeron al sospechoso a llamar por teléfono a María Gracia. Las averiguaciones realizadas por los Reyes arrojaron resultados, Salim enfrentó un cargo por violencia sexual en el 2012, desde noviembre ocupaba en una casa situada en el barrio San Sebastián, parroquia Luis Hurtado Higuera, al lado del conjunto residencial El Pinar.

Regó la voz por el barrio, una de sus hijas llegó del medio oriente, lo iba a visitar, por eso cuando lo vieron caminar, a las 3.00 de la tarde, con María, no levantó sospechas. Llegaron a la pensión en un carro por puesto que habían tomado en el centro de Maracaibo. Los efectivos del cuerpo detectivesco incautaron el vehículo Century, el sospechoso se lo compró al dueño.

Vecinos del sector aseguraron ver a la chica sentada en una silla del porche y luego entró en la casa. Funcionarios de la Policía científica localizaron la residencia hace una semana luego de rastrear el teléfono de la estudiante. El celular estaba en manos de la administradora de una charcutería. Durante el interrogatorio dijo que el árabe, lo había cambió por alimentos. Cuando allanaron la casa Salim ya no se encontraba.

Compártelo: