Operativo contra “mafias” cambiarias logra decenas de detenidos

Las autoridades venezolanas capturaron a 86 personas y congelaron el equivalente a unos cuatro millones de dólares en depósitos bancarios, durante una operación contra supuestas redes dedicadas a especular con la moneda local.
“Es el operativo policial más grande y poderoso que se ha hecho en Venezuela (…) y esto es apenas el primer pasito, la punta del iceberg”, dijo este martes el presidente Nicolás Maduro durante un acto oficial transmitido en cadena de radio y televisión.

Entre los detenidos hay varios ciudadanos colombianos y de otras nacionalidades, apuntó previamente el vicepresidente Tareck El Aissami en la televisora estatal VTV, sin precisar cuántos, y añadió que también fueron incautadas “importantes sumas” de efectivo en distintas monedas.

Al menos 31 de los aprehendidos tienen “vinculación directa” con el venezolano Carlos Colmenares, detenido el pasado jueves acusado de ser el dueño de uno de varios portales de internet que marcan la cotización del “dólar negro”, indicó El Aissami.

En la operación fueron bloqueadas 1.133 cuentas de 19 bancos venezolanos, que tenían depósitos en bolívares equivalentes a unos cuatro millones de dólares según la tasa del mercado negro, detalló el funcionario.

Uno de los bancos concentraba 90% de esos recursos, precisó El Aissami, subrayando que los sospechosos tenían dos propósitos: el contrabando de billetes hacia la frontera con Colombia y “la imposición de tasas criminales del dólar especulativo” en sitios web.

En esas páginas, que se multiplicaron en las últimas semanas, las divisas se tasan hasta 12 veces por encima de la cotización oficial, por lo que el gobierno las culpa de la devaluación del bolívar -de más de 90%- y de la hiperinflación.

El gobierno monopoliza las divisas desde 2003, cuando puso en marcha un estricto control de cambios, pero la caída de la renta petrolera tiene congelada su asignación para importaciones privadas.

Economistas atribuyen el alto valor del “dólar negro” a esa sequía, pues muchas importaciones se realizan con divisas del mercado paralelo.

Los venezolanos enfrentan además una escasez de efectivo, que los expertos vinculan con un rezago en la impresión de billetes por la espiral inflacionaria, que según el FMI llegará a 13.800% este año.

El Aissami acusó nuevamente al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de estar detrás de las “mafias” cambiarias que buscan “desestabilizar y boicotear la economía venezolana” para derrocar a Maduro.

Santos ha salido al paso de esos señalamientos indicando que buscan ocultar el “fracaso” de la llamada revolución bolivariana, según él devenida en “dictadura”. AFP

Compártelo: