Mujer desmembrada acusaba por estafa a un joven en las redes

Liana Aixa Hergueta González, de 53 años, había desaparecido desde la tarde del jueves, y su cuerpo fue localizado dentro de su auto, un Mazda3, azul marino, con placas AF562YV, estacionado en la calle Los Manolos de la urbanización Las Palmas, en el área centro-norte de la capital venezolana.

caso0908153.jpg

El vehículo había sido estacionado a las 7 de la noche entre el hotel Los Jazmines y un local de latonería y pintura llamado Reparauto, según informó el diario Ultimas Noticias. El Mazda3 fue revisado por agentes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), , a solicitud de vecinos del sector quienes sospechaban alguna irregularidad. Cuando los policías abrieron, pues el auto no tenía puesto los seguros, observaron la cabeza en el asiento del copiloto..

 

Al lugar fue llamado un equipo forense e investigativo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), quienes localizaron cabeza, brazos y piernas en la cabina del automovil y el tronco en una maleta de viaje, dentro del baúl o maletero, según el mismo diario.

 

La mujer estaba residenciada en la ciudad de San Antonio de Los Altos, un suburbio de clases medias ubicado a unos 20 kilómetros al sur de la capital, Caracas, y que sirve de ciudad-dormitorio a poco más de 100 mil habitantes.

 

Llama la atención que Liana, durante el pasado mes de mayo, denunció reiteradamente por una estafa, a través de su cuenta @laixah21, de la red social twitter.

 

Los mensajes publicados por la mujer asesinada fueron los días 8, 20 y 21 de mayo, y explicaban que que un hombre identificado como Carlos Trejo la había estafado por la suma de “1.340.000” el día 4 de mayo en la Universidad de Carabobo y además ofrecía detalles personales como números de teléfono y de cédula de identidad.

 

El primer tuit, de al memos 17 el 8 de mayo, dice:

caso0908154.jpg

Otro muestra una captura de pantalla de un smartphone donde se observa la fotografía, en un perfil de la aplicación de mensajaería WhatsApp, de un joven recostado en el asiento del copiloto, dentro de un automóvil compacto.

caso0908155.jpg

Y un tercero, ese mismo día, dice “este ladron que habla de libertad es un estafador se buscas carlost”, lo que evidencia algún tipo de relación basada en alguna afinidad política o ideológica.

 

Los otros cuatro mensajes, del 20 y 21, constan de una composición fotográfica con seis imágenes que incluyen fotos y capturas de documentos y registros web con información personal del muchacho, cuyo nombre completo es “Carlos Eduardo Trejo Mosquera”.

caso0908156.jpg

caso0908158.jpg

La-tabla.blogspot.com