Mujer que conoció al “Lobo Feroz” lo soltó todo: “A mi hijo no lo violó, pero a su amigo sí”

“Mi hijo tenía como 12 años cuando ese hombre lo invitó a él y a otros dos amigos al centro. Se los llevó engañados. Cuando intentó abusar de mi hijo él le dio una trompada y no le hizo nada. Salió corriendo con uno de sus amigos, pero al otro niño sí lo violó”, así recordó ese momento amargo la madre de una de las víctimas del “Lobo feroz”, Juan Carlos Sánchez Latorre de 37 años. 

La mujer que vive en el barrio Bella Arena, en Barranquilla, relató que no recuerda con exactitud los pormenores porque ya han pasado 10 años desde ese momento. Pero resalta que fue uno de los más angustiantes de su vida.

“Pusimos la denuncia en Medicina Legal, pero gracias a Dios no lo violó. Él captó a mi hijo en el centro, él ayudaba a una señora a alquilar los baños, en ese momento lo mandaron a comprar papel higiénico, y el ‘Lobo’ se le acercó y lo invitó, mi hijo se había distraído en una sala de juegos, desde ahí se lo llevó con otros dos”, detalló la dama que prefirió guardar su identidad bajo el anonimato.

“Nos sorprendió muchísimo saber que tenía una vida como si nada en Venezuela, nadie se había percatado”, afirmó.
Cuenta que ahora su hijo tiene 22 años y próximamente será padre. Lamenta que otros niños sufrieran las perversiones del “Lobo Feroz”.

“Yo dejé la denuncia así, como no le hizo nada, no insistí”, recordó la mujer que vio frente a frente al “Lobo feroz”. “La policía lo detuvo, pero luego lo soltaron, mi hijo mayor lo quería desarmar a golpes, pero la policía no dejó”, resaltó la madre de seis hijos.

Violador en serie

El hombre buscado por violar al menos 500 niños, de los cuales 276 están registrados en videos, material que enviaba a través de correos electrónicos y por los que cobraba hasta 400 dólares por archivo. No es barranquillero, sino de El Espinal, Tolima, así se conoció por medios de la localidad.

De comprobarse su culpabilidad, sería el mayor violador en serie en la historia de Colombia, superando a Luis Alfredo Garavito.

Hoy varias de sus víctimas recuerdan el calvario que vivieron hace casi 10 años, cuando fueron abusados por el hombre al que todos por el sector sabían que apodaban el “Lobo feroz”.

Así como en Maracaibo, se paseó por más de 10 ciber, también lo hizo en el país neogranadino, pues laboró en una empresa ubicada en el barrio Boston, y como transcriptor en algunos de los locales que están por la Universidad del Atlántico, cerca de donde vivió por algunos años.

Entre el 2005 y 2007, su zona era el centro comercial Metrocentro y sus alrededores. Su gancho era mostrarles nuevos juegos y habilidades a los niños para ganar su confianza.

A finales de ese mismo año vivió cuatro meses en una pieza alquilada. Según el testimonio que el arrendatario le entregó a las autoridades, el ‘Lobo’ en diferentes ocasiones llegaba con niños de 8 y 10 años”.

“También venía un enano a cada rato y se encerraba con él. Cuando entraban se escuchaba que se bañaban antes de irse”, resaltó el testimonio del hombre.

Fuentes del Ministerio de Justicia de Colombia dijeron que hasta la tarde del viernes no había llegado solicitud de extraditar a Sánchez.

No obstante, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, dijo desde Barranquilla, el miércoles pasado, que ya la entidad había iniciado los trámites para solicitar la extradición.

La candidata al Senado, Yohana Jiménez, entabló una demanda ante el Consejo Seccional de la Judicatura del Atlántico contra los funcionarios judiciales de Barranquilla que dejaron libre al “Lobo Feroz” en 2008, reseñó Caraota Digital

(noticiasaldiayalahora.co)

Compártelo: