Muertos pastor evangélico y su hermano en operativo del Cicpc

Los policías entraron a la casa, al lado de la iglesia Taller del Maestro, los sentaron en sillas y les dispararon, relataron sus familiares

Sandra Guerrero/El Nacional

Eduardo Enrique Bayuelo Arrieta, de 36 años de edad, pastor evangélico de la iglesia Taller del Maestro, y su hermano Néstor Jesús Mestre Arrieta, de 24 años, fueron ultimados por una comisión de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscrita a la Subdelegación de El Llanito, el miércoles entre 6:30 y 7:00 pm. El hecho ocurrió en una casa situada en El Encantado del sector Paulo VI de Petare, al lado de la iglesia evangélica.

En ese momento ambos estaban acompañados de una hermana de religión que fue sacada de la vivienda. En la calle se escucharon las detonaciones. Los hermanos fueron sentados en una silla donde les dieron muerte. Luego fueron ingresados al Hospital Domingo Luciani de El Llanito, informaron sus allegados, quienes explicaron que los funcionarios alegaron que se trató de un enfrentamiento.

Bayuelo tenía 20 años como predicador evangélico. Era padre de 5 hijos y Mestre dejó 3 niños huérfanos, y ayudaba a su hermano en las labores de la iglesia. No registraban prontuario policial.

Sus parientes indicaron que una hora antes de ocurrir el suceso, ambos estaban reunidos con una hermana de religión con quien discutían la obra de teatro que sería presentada el domingo.

Más arriba. La comisión de la policía científica que mató a los dos hermanos salió de esa vivienda hasta llegar a la casa donde se encontraba Gerald José Guánchez Aponte, de 28 años, que estaba con su mamá.

Al llegar los policías le preguntaron al hombre: “¿Cuál es tu nombre?”. A la madre la interrogaron si había más personas en la casa, pero no confiando en lo que ella dijo hicieron un recorrido por la residencia para constatar que no había más nadie. Enseguida tomaron a la mujer por un brazo y la sacaron.

A Guánchez le dieron un tiro en el tórax, luego el cadáver lo llevaron al Hospital de El Llanito. La víctima trabajaba como obrero después de haberse retirado del Regimiento Guardia de Honor Presidencial.

En Baruta. Familiares de Jorge Luis Key González, de 25 años,  muerto por una comisión de la policía científica, dijeron que un número importante de funcionarios llegó a la casa en el sector Los Mangos de Las Minas de Baruta, lo sacaron y lo mataron de un tiro en el pecho en unas escaleras.

Parientes admitieron que el hombre tenía cuentas pendientes con la justicia, pero dijeron que lo pudieron haber detenido y ponerlo a la orden de un tribunal para que lo juzgara. Key era padre de un niño de tres años de edad y se desempeñaba como mototaxista. Era el segundo de tres hermanos.

“En el país no hay pena de muerte”, dijo un familiar.  Hace tres años Key González estuvo preso 45 días en Polibaruta y ahora estaba solicitado.


Impiden trabajo a periodistas

Una nueva forma de impedir el trabajo de los medios de comunicación surgió ayer en el área externa del Senamecf, morgue de Bello Monte, cuando dos funcionarios, desde el interior del estacionamiento de esa dependencia que está protegida por una reja, le exigieron a los periodistas que cubren esa fuente diariamente que se retiraran del área, de la avenida Neverí de Colinas de Bello Monte; es decir de la vía pública que es transitada por vehículos y público en general, donde no podían permanecer por órdenes de la superioridad.

Compártelo: