Mató a su novia y junto a su padre escondió el cadáver en Lara

CICPC

Suceso en el estado Lara. La noche del pasado miércoles una aspirante a policía de nombre Johana Aurimar Blanco Luque de 23 años de edad salió de su casa muy bien arreglada para ir a verse con su novio, se despidió de su familia y no imaginó que jamás volvería.

Entre tanto el novio se encontraba en casa bebiendo con su padre y sus hermanos y esperando que llegara Blanco, al llegar entraron y según el reporte de los vecinos se oyó una fuerte discusión que terminó con un disparo dejando todo en silencio.

Tras la investigación se determinó que el disparo fue con un arma casera que detonó el novio, identificado como Jorge Manuel Peraza Silva de 20 años de edad, sobre la cabeza de Blanco Luque. Momentos después de percatarse de lo que había hecho acudió a su padre y sus hermanos para que lo ayudaran a desaparecer el cuerpo.

Estos, en medio del alcohol hicieron una mortaja con sábanas y envolvieron el cuerpo ensangrentado de la mujer, la cargaron en su camioneta tipo picoc y la lanzaron en un pozo séptico cerca de una zona rural del estado Lara.

Testigos que vieron cuando sacaban el cuerpo avisaron a las autoridades quienes tras un seguimiento dieron con los sujetos que confesaron donde había dejado el cuerpo de la infortunada. Según vecino del lugar la familia de Peraza Silva se dedicaba a la realización de armamentos ilícitos y la venta de estupefacientes, reseña VAD

 

Compártelo: