Matar a unos enemigos lo sentencia a muerte

Un informante llevó a los detectives a la guarida del azote, en la avenida 16 del barrio Virgen del Carmen, parroquia Ildefonso Vázquez. Llegaron ayer, a las 5.30 de la tarde, y le exigieron que se entregara. El muchacho se defendió con su revólver, calibre 38

Jéssika Palma Ferrer/La Verdad

Entre las últimas fechorías de Guillermo Segundo González (18), apodado el “Cachirulo”, recuerdan su ataque a una fiesta pública, en el barrio Virgen del Carmen. Llegó para saldar cuentas con los integrantes de la banda del Burro, acribilló a Jorge Palmar (19) e hirió a Andrés José Palmar, de 17 años; Bleimar De Jesús González, de 19; y Yeison José Rodríguez Figueroa, de 19. Desde ese momento, los funcionarios del Eje de Homicidio empezaron su búsqueda. En el archivo encontraron otros dos expedientes en su contra por homicidio y lesiones.

Un informante llevó a los detectives a la guarida del azote, en la avenida 16 del barrio Virgen del Carmen, parroquia Ildefonso Vázquez. Llegaron ayer, a las 5.30 de la tarde, y le exigieron que se entregara. El muchacho se defendió con su revólver, calibre 38. El arma no tuvo las suficientes balas para liquidar a todos los funcionarios y el solicitado sucumbió ante el cuerpo de seguridad.

El cadáver del “Cachirulo” ingresó minutos después en la emergencia del Hospital Adolfo Pons. Su historia delictiva terminaba en una fría camilla de la morgue forense.

Compártelo: