Matan a “Toro Macho”, asesino del director del Coromoto

Los Mago inhumaron al médico en el cementerio El Edén. Comisiones policiales viajaron desde Caracas para apoyar las pesquisas. Investigan el móvil del asesinato

Luego que dos delincuentes mataron a puñaladas a Levy Antonio Mago, de 62 años, director del Hospital Coromoto, en una casa de la urbanización Mara Norte, parroquia Juana de Ávila, en el municipio Maracaibo, efectivos de la División de Inteligencia y Estrategias Preventivas de Polimaracaibo en conjunto con funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) ultimaron, ayer a las 4.45 de la tarde, a Elisaul de Jesús Montiel Briceño (35), alias “Toro Macho”, su asesino, en un enfrentamiento.

Esclarecer el homicidio del médico cirujano se convirtió en el objetivo primordial de los detectives del Eje de Homicidios de la Policía científica. Activaron las pesquisas, en la escena del crimen colectaron las evidencias, los vecinos del conjunto residencial atestiguaron; coincidían, escucharon, a las 11.30 de la noche, el rugir de un motor y los gritos de una mujer.

Los trabajos de seguimiento relacionados con el paradero del presunto responsable de la muerte del doctor Mago continuaban. El Mayor Ebert Salas, director de Polimaracaibo, comentó que el careo se produjo en una casa del sector Cuatricentenario, parroquia Francisco Eugenio Bustamante de la capital zuliana. El delinucuente, solicitado por homicidio calificado desde el 2004, no acató la voz de alto, prefirió desenfundar un arma de fuego y disparar.

Durante el encuentro armado resultó herido de gravedad, lo trasladaron hasta el Hospital Materno de Cuatricentenario, los médicos intentaron estabilizarlo, dejó de respirar. Los uniformados esperaron el cadáver a las a fueras de la morgue del centro asistencial para trasladarlo a la medicatura forense de la Universidad del Zulia, donde los patólogos le practicaran la necropsia de ley.

Dolor

Parientes, amigos, compañeros de trabajo, estudiantes y pacientes del traumatólogo llegaron, ayer en la mañana, a la funeraria San Alfonso, entre lágrimas le dieron el último adiós. “Para nosotros, más que un profesor, era un padre”, comentó una alumna, cuyo nombre no reveló por temor.

Los familiares de la víctima se mostraron herméticos ante las preguntas formuladas por los periodistas, se limitaron a decir que Sireni Mago, su hermana, permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Coromoto, está delicada de salud. Los maleantes la agredieron con el arma blanca e intentaron ahorcarla en medio de la oscuridad.

Fuentes oficiales ligadas a la investigación presumen que dos malhechores aprovecharon la falta de servicio eléctrico en la zona para entrar a la casa. Luego de estacionar la moto, sorprendieron a la víctima, estacionaba su vehículo, marca Nissan Sentra, negro, en el garaje. Sin mediar palabras lo apuñalaron 10 veces en varias partes del cuerpo, su hermana también resultó herida, parecer reconoció a uno de los homicidas.

Compártelo: