Mata a su padre de un balazo en el abdomen

familiares esperan cuerpo en morgue
El padre de Rómulo Jesús no pudo soportar la escena, se acercó y les pidió que bajaran las armas de fuego, hicieron caso omiso; en un intento desesperado por evitar que la disputa terminara en desgracia se interpuso entre ellos. Su hijo lo apuntó y le disparó

Helen Hernández/La Verdad

De un balazo en el abdomen murió ayer a las 6.00 de la tarde, Rómulo José Ortega Fernández, de 52 años, mientras intentaba impedir que Rómulo Jesús (29), su hijo, y Wiuiterker Alexánder Ríos Ortega (19), su sobrino, discutieran. En medio del conflicto, ambos jóvenes sacaron escopetas, se apuntaron entre sí; al observar la situación, la víctima decidió interponerse, el resultado, “el pequeño que crió y educó con tanto amor, lo mató”, comentó Jesús Enrique, hermano de la víctima.

La familia se reunió en la casa de una vecina en la calle Ayacucho con avenida 6 del sector Santa Rosa de Agua, parroquia Coquivacoa del municipio Maracaibo; Rómulo compartía con sus familiares, amigos y vecinos, consumían bebidas alcohólicas, conversaban y recordaban viejos tiempos; cuando de pronto su hijo y su sobrino comenzaron a discutir, gritaban palabras obscenas, lanzaban golpes a diestra y siniestra, hasta que en un momento determinado sacaron las escopetas, detallaron los testigos a las afueras de la morgue forense.

El padre de Rómulo Jesús no pudo soportar la escena, se acercó y les pidió que bajaran las armas de fuego, hicieron caso omiso; en un intento desesperado por evitar que la disputa terminara en desgracia se interpuso entre ellos. Su hijo lo apuntó y le disparó.

La cuñada de la víctima al constatar que aún respiraba buscó un vehículo particular para trasladarlo hasta la emergencia del Hospital Adolfo Pons, donde murió una hora después de ingresar. Luego de recibir la denuncia, una comisión de la Policía regional llegó a la casa para arrestar a los jóvenes que hoy sus mismos familiares califican como “delincuentes”, pero no los encontraron. Los buscan intensamente.