Maestra apuñala en el corazón a su marido

Maestra homicida
Según los vecinos, la pelea comenzó porque el esposo bebía desde temprano y ella fue a buscarlo en el establecimiento. Él se la llevó a la fuerza a casa para encerrarla

“Viste negro, por no hacerme caso, por pegarme cachos”, repetía la docente Mónica Masiel Abreu Rivero (39), mientras suplicaba a sus vecinos que la ayudaran. Su esposo, Luis Alberto González Correa (29), yacía con una herida de arma blanca en el pecho en el piso de la cocina de su casa, en la avenida 51 del barrio Agua de Dios, parroquia Cacique Mara de Maracaibo.

Los curiosos llamaron ayer, a la 1.00 de la madrugada, a los cuerpos de seguridad. La maestra tenía las manos y la ropa manchadas con sangre. Se le veía en shock, no cambiaba su discurso por la agresión contra su pareja.

Según la Policía, González bebía desde temprano en un establecimiento, se llevó las llaves y dejó a su mujer encerrada. Abreu pudo escaparse y se presentó en el local. En ese momento empezaron la pelea que culminó en su residencia.

En la casa, la discusión se tornó más fuerte hasta llegar a los golpes. En sus declaraciones a los oficiales, Abreu explicó que su marido la sujetó por el cuello, sentía que se asfixiaba y como pudo tomó un cuchillo de la mesa y se lo clavó en el pecho. El filo le rosó el corazón y lo mató en el acto.  “Me defendí con un cuchillo y lo maté”, confesó la docente a los detectives.

La comunidad impidió que la agresora escapara. La mantuvieron en su casa hasta entregarla a la comisión de la Policía científica. Luego de las experticias, recoger el arma homicida y ordenar el traslado del cadáver a la morgue forense, a la maestra la llevaron a la sede del cuerpo detectivesco, en Altos del Sol Amada, y la encerraron en los calabozos a la orden de la Fiscalía 9.° del Ministerio Público.

Compártelo: