Los 8 crímenes que develan el lado oscuro en la revolución

Desde 1998 con la elección de Hugo Chávez como presidente de la República, la revolución se encarnó en Venezuela y en medio de esta etapa se manifestaron siete sucesos que marcaron y dejaron huella en el país.

Yanis Chimaras: El asesinato de Chimaras el 24 de abril de 2007 conmocionó a los venezolanos. El actor fue atacado en la calle 6 del sector Ginebra, en la urbanización Valle Arriba en Guatire, estado Miranda, a pocas cuadras donde vivía.

Chimaras, con una amplia trayectoria en el mundo de la televisión tras protagonizar novelas como “Rosa Campos”, “Amada Mía”, “Bienvenida Esperanza”, “El País de las Mujeres”, “El Paseo de la Gracia de Dios” y “Ciudad Bendita”, ese día salió de su vivienda junto a su hija Andrea, y fueron a buscar a una amiga de esta, Mariney Hernández. Ambas jovencitas asistirían a un curso de inducción en el Banco Central de Venezuela (BCV).

Chimaras al llegar a la vivienda de la amiga de su hija se percató de que algo extraño ocurría y era que estaban cometiendo un robo en la propiedad y tenían sometida a una familia. Él intentó enfrentarse a dos de los delincuentes, pero la fuerza criminal fue mayor y le clavaron una puñalada directa al corazón que lo hizo caer y luego le propinaron otra causándole la muerte. Los sujetos huyeron en un vehículo Neón azul.

Luego de investigaciones por parte del Cicpc detuvieron a uno de los implicados en el  hecho de nombre Jean Manuel Montilla, de 22 años, en el barrio Tamarindo de la carretera Petare-Guarenas. Luego apresaron a un hombre de nombre Jhon Luis Castro Zambrano, quien era propietario del vehículo Neón. El 3 de mayo, otro de los involucrados en el hecho, de nombre Kelvin Álvarez, de 23 años, decidió entregarse a las autoridades. También detuvieron a un adolescente de 17 años y un joven de 24 años de nombre Larry Acosta.

El asesinato desmedido contra tres estudiantes: La noche del lunes 27 del año 2005 se reportó, en las páginas de sucesos del país, a lo que pueden llegar los excesos policiales como lo ocurrido ese día con el asesinato de tres jóvenes, estudiantes del tercer semestre de Ingeniería de la Universidad Santa María.

El trío fue identificado como Leonardo González, de 25 años, Erick Montenegro de 22 y Edgar Quintero de 19 años. En este hecho se presentaron tres damas heridas de nombres Elizabeth Rosales, Daniza Buitriago e Irúa Coromoto Moreno. El sábado 25, dos antisociales habían asesinado a Eduir Enrique Toussant, de 21 años, quien era agente de la Dirección de Inteligencia Militar, por ello se desplegó un operativo en la terraza 6 del barrio Kennedy, en Macarao, para dar con los implicados.

Ese lunes en horas de la noche, los seis estudiantes iban a bordo de un corsa por la terraza 6 del barrio Kennedy cuando se encontraron con una primera alcabala improvisada y sin identificación policial de los uniformados.

Según una testigo, un hombre encapuchado y con un arma larga les dio la voz de alto a los estudiantes y disparó en dos oportunidades. Esto hizo que los jóvenes aceleraran el paso, pero a pocos metros se encontraron con otra alcabala y salieron a relucir más funcionarios, quienes propinaron varios disparos. Uno de los tiros que impactó el carro rebotó e hirió a un funcionario del Cicpc, lo que hizo suponer  a los efectivos de que se trataba de un enfrentamiento, por lo que iniciaron una persecución.

Erick Montenegro y Edgar Quintero lograron correr hasta la vereda 12 pidiendo ayuda, pero nunca lo consiguieron, porque los vecinos pensaban que eran delincuentes. Los jóvenes se escondieron en una zanja, pero los funcionarios los encontraron y arremetieron contra ellos a tiros. Al igual con Leonardo González.

Luego de aquellos hechos la mala actuación policial siguió desatándose. El lugar del suceso había sido modificado intencionalmente y sembraron armas de fuego a las víctimas. Tras las investigaciones se involucró en el caso a 26 funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar, cuatro Cicpc y a un PoliCaracas.Ese hecho fue catalogado como la masacre en Kennedy.

El asesinato de madre e hija: El 24 de febrero de 2010  fueron hallados los cadáveres de Oriana Monasterio, de 20 años y su madre Joaquina Alcina Sánchez, de 52 años, en un terreno de la urbanización Parque Caiza. Ambas presentaban golpes, quemaduras y heridas por arma de fuego. Se encontraban a poca distancia una de la otra.

Oriana tenía un noviazgo con un sujeto de nombre Giomar Alejandro Cartagena Alcántara, pero terminó la relación, luego de cuatro años juntos, cuando en julio de 2009 el individuo fue detenido en Barquisimeto por cometer un secuestro.

A pesar de que la relación había terminado Giomar intentó mantener una relación con la joven desde la cárcel, pero luego ella decidió tener una relación con otra persona, algo que enfureció a Cartagena y este habría decidido vengarse. El sujeto salió en libertad y le colocaron una medida de presentación, momento que aprovechó para planear un crimen.

Cartagena le dijo a Oriana que sufría de una supuesta enfermedad terminal, por lo que ella accedió a encontrarse con él luego de salir de su clases en la Universidad Nacional Abierta en su sede en Los Dos Caminos y luego partieron en un Volkswagen Fox y se dirigieron a la Cota Mil, donde estacionó el carro con la excusa de ir al baño, momento que simuló un secuestro al ser abordados por varios sujetos.

Los criminales se fueron con la pareja hasta la casa de Oriana, donde encontraron a la madre de la joven. A las dos les taparon los ojos y las amarraron, mientras los sujetos buscaban 32 mil dólares que Joaquina había guardado para comprarle un carro a su hija de cumpleaños.

En medio del hecho Joaquina reconoció la voz de uno de los hampones: se trataba de Giomar, el exnovio de su hija. Al verse descubierto llevaron a las féminas a la urbanización Parque Caiza, donde les dieron muerte a tiros y las quemaron. Luego fueron encontradas, mientras que Giomar, llamado el “Monstruo de Parque Caiza” huyó a Colombia, donde fue capturado y entregado a las autoridades venezolanas.

Inca Valero: El domingo 18 de abril de 2010 el boxeador venezolano Edwin “Inca” Valero culminó sus éxitos, que se resumían en 27 peleas ganadas, cuando asesinó a su esposa Jennifer Carolina Viera de Valero, de apenas 24 años,  en el Hotel Intercontinental de Valencia, en Carabobo.

Valero estaba ensangrentado y había utilizado un objeto punzo penetrante para quitarle la vida a su esposa. En la habitación del hotel y en el vehículo del “Inca” encontraron restos de cocaína y botellas de licor. También se logró conocer que el homicidio ocurrió en medio de una pelea entre la pareja.

En ese momento, el boxeador fue detenido y llevado a una comandancia de la policía de Carabobo, donde decidió ahorcarse en su celda antes de que le imputaran el delito de homicidio y solicitaran la privativa de libertad.

Javier García: El 15 de junio del 2008 fue localizado el cadáver del periodista Javier García en la habitación principal de su apartamento del edificio Alto Alegre, situado en la avenida Soapire en Colinas de Bello Monte. Pedro García, su hermano mayor, lo encontró descalzo, portaba pantalón marrón oscuro y una camisa manga larga. Presentaba tres heridas en el pecho y dos en la pierna derecha, producidas con un arma blanca.

El arma implicada era un cuchillo de cocina con mango de madera, el cual fue localizado en el baño principal de la vivienda. La noticia generó un gran dolor en los venezolanos por la forma como fue asesinado, además de que era muy apreciado y talentoso profesional.

El rastreo telefónico fue clave en este caso que dio con el autor material del crimen de nombre Isaac Oberto Molleda Zárraga, de 24 años de edad, quien resultó detenido y el 28 de junio fue conocida la privativa de libertad contra el hombre. Este sujeto veía en ciertas ocasiones a Javier y el día del hecho el periodista lo fue a buscar, donde el individuo ofrecía sus servicios de prostitución en Parque Cristal y luego se dirigieron al apartamento de García.

En el lugar el homicida atacó a Javier, presuntamente bajo los efectos de las drogas, se tomó unas pastillas y se quedó dormido. Luego al ver lo que había hecho intentó huir con unas maletas, donde estaban cosas de valor, pero no pudo llevárselas y se fue solo con el celular del comunicador social.

Mónica Spear: El 6 de enero de 2014 Mónica Spear y su esposo Thomas Berry fueron víctimas fatales de la delincuencia en el país cuando seis hampones los sometieron para robarlos en la carretera Valencia-Puerto Cabello, a la altura del sector El Cambur.

Las víctimas se trasladaban, junto con su hija, por la mencionada carretera cuando hampones colocaron piedras en la vía para que el vehículo se accidentara y así poder cometer el atraco.

En ese momento, llegó una grúa y estaba montando el carro de las víctimas, pero se apersonaron los criminales, sometieron a Spear, a su esposo e hija para robarlos. Luego los sujetos dispararon causándoles la muerte. La hija de ambos resultó herida.

Las investigaciones llevaron a uno de los implicados en el hecho de nombre Gerardo José Contreras Álvarez, alías “el Gato”, quien luego contó detalles de lo ocurrido y manifestó que él no sabía que una de las víctimas era una reconocida actriz y ex miss Venezuela y que se enteró al día siguiente por las noticias.

Liana Hergueta: El 6 de agosto de 2015 Liana Aixa Hergueta fue asesinada dentro del apartamento 605, piso 6 del edificio Isnotú, en la esquina Canónigos, parroquia Santa Rosalía en Caracas. La infortunada asistió al lugar con la intención de cobrar Bs. 1,3 millones por 5 mil dólares que le vendió al autor intelectual de su crimen, Carlos Eduardo Trejo Mosquera. Trejó contactó a su amigo José Rafael Pérez Venta para que este se reuniera con la víctima, un encuentro al que asistió un criminal llamado Samuel Angulo. Estos le propinaron una descarga eléctrica con un dispositivo Taser, luego la asfixiaron con tirros en la boca y nariz, y luego le cortaron la cabeza, manos y pies con un cuchillo de cocina.

Tras cometer el crimen salieron del apartamento y alrededor de las 6:15 de la tarde abandonaron el carro de Hergueta, un Mazda 3 color azul, con sus restos adentro en la avenida Andrés Bello, frente al Hotel Los Jazmines.

El 7 de agosto de ese año funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) alrededor de las 6:0o de la mañana encontraron el vehículo y en el asiento trasero, en bolsas, partes del cuerpo de Liana, así como en el maletero. El 10 de agosto resultó detenido Pérez Venta y Carlos Trejo, uno en La Candelaria y el otro en Nirgua, Yaracuy. El 12 de agosto apresaron a Samuel Angulo en el Metro de Caracas.

Este caso fue utilizado por el Gobierno para manejarlo como algo político cuando vinculó a dirigentes de la oposición con los homicidas de Hergueta.

Edmundo Chirinos: En 2008 el psiquiatra Edmundo Chirinos  asesinó a la estudiante de comunicación Roxana Vargas y luego abandonó su cadáver en el sector Parque Caiza. La fémina de 19 años habría recibido un golpe en la cabeza.

Ambos sostenían una relación tormentosa a pesar de que la fémina era su paciente. Una sucesión de hechos llevó a que el psiquiatra asesinara a la joven, quien tenía un blog, donde contaba sus vivencias con Chirinos.

El psiquiatra fue detenido el 1 de agosto de 2008 por este hecho y en 2013 lo hallaron muerto en su residencia en Sebucán, donde cumplía arresto domiciliario, reseñó especial de sucesos por El Cooperante

(noticiasaldiayalahora.co)

Compártelo: