Lo carbonizan en la Zona Industrial norte de Maracaibo

Se espera que en las próximas horas los familiares de la víctima reclamen el cuerpo para establecer una línea de investigación más clara para el joven quemado en el norte de la capital zuliana

Eran la 5.30 de la mañana cuando los habitantes del barrio 4 de Febrero, en el norte de Maracaibo, encontraron en su camino a la avenida 16 Guajira un cadáver. La víctima, un hombre joven, yacía en posición fetal justo al fondo de una empresa de fabricación de vigas de hierro, donde los vecinos queman basura.

 

Gabriel Martínez, miembro del consejo comunal, explicó que unos transeúntes de la calle 13 de la Zona Industrial vieron la extraña figura, se acercaron y vieron lo poco que quedaba de ese ser humano. Caminaron hasta su casa y le dijeron que llamara a la Policía.

 

Antes de comunicarse con los servicios de emergencia llegó al sitio para corroborar la información. Primero verificó que el occiso no era vecino del sector y luego reportó la novedad. Antes del arribo de las primeras patrullas, un joven se acercó, corroboró que no se trataba de ningún pariente y aliviado, buscó una manta para tapar a la víctima.

 

Los primeros funcionarios en llegar a la desolada calle de la parroquia Ildefonso Vázquez determinaron que al occiso no lo mataron ni lo quemaron en el lugar.

 

El cuerpo tenía las manos atadas con alambre dulce y estaba cubierto con una especie de material de cartón que supuestamente sirvió para optimizar el proceso de carbonización del supuesto muchacho. Los restos eran de un hombre de 1,80 de estatura y de contextura delgada. Hasta ahora no se sabe si presentaba otra herida, además de las quemaduras infringidas por los homicidas.

 

Al occiso lo trasladaron a la morgue donde un grupo de especialistas en identificación judicial iniciará las experticias forenses pertinentes al caso. Se espera que en las próximas horas los familiares de la víctima reclamen el cuerpo para establecer una línea de investigación más clara para el joven quemado en el norte de la capital zuliana.

 

José Manuel Sánchez/La Verdad

Compártelo: