Llegan a Falcón los restos de cuatro de los venezolanos ahogados en el naufragio en Curazao

Pasaron 16 días desde que cuatro venezolanos fueron hallados muertos en las costas deCurazao, para que sus restos fuesen repatriados a Venezuela. El pasado viernes 26 de enero, un avión de carga de la Fuerza Aérea Bolivariana despegó de la isla con los cadáveres, para trasladarlos al aeropuerto de Coro (Falcón), donde los esperaban sus familiares.

Un quinto cadáver, cuya identidad no ha sido revelada por las autoridades de Curazao, se mantiene en el territorio holandés hasta que el Gobierno de la isla logre identificar a la víctima, que junto a otras 29 personas, viajaba en un peñero que naufragó en la madrugada del pasado 10 de enero.

A las 5:30 pm, hora local, la aeronave venezolana aterrizo en la capital falconiana, con los cuerpos de Janaudy Jiménez, Jaire Leomar, Danny Sánchez y Yajaira Márquez.

Los restos de esta última víctima fueron entregados a una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), para ser trasladados a El Vigía, estado Mérida, ciudad en la que aparece residenciada, según el registro del Consejo Nacional Electoral (CNE), y en la que se encuentran sus familiares.

Los demás fueron entregados a sus dolientes, habitantes de la Vela de Coro, población que desde que se conoció la tragedia, estuvo de luto. El alcalde de la localidad, José Eduardo Martínez, declaró tres días de duelo un día después del naufragio.

La Tragedia

En la embarcación, que tenía capacidad para 12 personas, viajaban al menos 30 venezolanos, quienes partieron desde San José de la Costa (Falcón) con destino a la playa de Koraal Tabak el pasado 10 enero, zona que, por su retirada ubicación de centros poblados, es utilizada por contrabandistas, para dejar sus cargamentos ilegales provenientes de Venezuela, que muchas veces incluyen a personas.

Quienes iban en la lancha pagaron 100 dólares por el viaje. Pretendían llegar hacia la isla, para trabajar y mandar dinero a sus familiares o para ahorrar e irse a otros destinos.

Entre los pasajeros se encontraba una mujer embarazada de cinco meses, Dailinny González Reyes, quien aferrada a un bidón de gasolina nadó por tres horas hasta alcanzar la costa. González, al igual que otros 10 pasajeros, se mantiene en Curazao ilegalmente. La mujer fue deportada en otras oportunidades por las autoridades.

Las autoridades han logrado identificar al menos a 16 sobrevivientes, cinco fueron encontradas por la policía curazoleña y los otros se mantienen escondidos en casas de amigos y conocidos.

Plan centinela

Días antes de la tragedia, el presidente Nicolás Maduro, había ordenado que se cerraran las comunicaciones con Aruba, Curazao y Bonaire, para vencer a las “mafias”, que operan entre las costas falconianas y la isla caribeña.

La embarcación zarpó de San José de la Costa, en medio del plan Centinela, en que diferentes cuerpos de seguridad, en especial la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), custodian los territorios marítimos cercanos a la entidad, para evitar el contrabando. reseñó Efecto Cocuyo

(noticiasaldiayalahora.co)

Compártelo: