Lendy Guanipa, el indigente que murió tras recibir un balazo durante protestas en Petare

Como Lendy José Guanipa Millán, de 38 años de edad, fue identificado el hombre que murió a consecuencia de un disparo que lo impactó en el brazo derecho, entró en el organismo y causó daño en varios órganos, durante hechos de represión en la autopista Francisco Fajardo.

Según reseña Sandra Guerrero para El Nacional, el suceso ocurrió el viernes pasado aproximadamente a 9:00 de la noche durante una protesta que se realizaba en la mencionada autopista a la altura de Petare. De acuerdo a lo relatado por los familiares, Guanipa Millán y su esposa Adriana Temías con otros dos amigos, registraban una bolsa de basura en el sector La Alcabala del puente 5 de Julio, en la autopista Francisco Fajardo, cuando escucharon detonaciones y salieron a ver qué ocurría.

Minutos después, los amigos le avisaron a la mujer que Guanipa Millán había resultado herido. Inmediatamente, llevaron caminando al herido al Hospital Pérez de León II, donde no pudieron atenderlo porque no había insumos. De ahí lo trasladaron al Hospital Domingo Luciani, de El Llanito.

En el centro asistencial fue operado dos veces, pero perdieron el contacto con los médicos y nadie sabía decirles el estado Guanipa Millán. La madre, Eunerys María Millán, desesperada buscaba por todos lados sin obtener respuesta. Hasta que, el pasado domingo encontró el cuerpo en la morgue del hospital.

La versión suministrada por los testigos al diario capitalino es que la protesta era reprimida por la Guardia Nacional que pasaban en moto y dispararon; también pasó un auto Chevrolet Corsa desde el cual accionaron armas de fuego. Uno de esos disparos impactó a Guanipa Millán.

Guanipa Millán y su esposa tienen dos hijos. Llevaban casi tres años en Caracas donde vivían de la venta de material reciclable. Recorrían Chacao, Chacaíto, Sabana Grande y Petare en busca de bolsas de basura para recolectar metales y aluminio además de comida para sobrevivir. Se habían venido de la Isla de Margarita en busca de un futuro mejor. “Encontramos la muerte”, expresó una hermana de la víctima.

Compártelo: