La sayona le arranca las extremidades a su hijo

Moradores de la zona contaron que unos niños caminaban junto a sus perros cerca del barranco utilizado para botar basura, uno de los canes corrió hacía la bolsa, comenzó a olfatearla, al cabo de segundos abrió el hocico, rasgó el plástico que cubría al neonato

Envuelto en papel periódico y dentro de una bolsa plástica hallaron el pasado miércoles a las 9.00 de la mañana, el cadáver de un bebé en una zona enmontada del sector Alto de Casacoiama de Duaca, en el municipio Crespo, en el estado Lara. El pequeñito yacía boca abajo, no tenía piernas ni manos, reseñó el Diario La Prensa en su portal de noticias.

Moradores de la zona contaron que unos niños caminaban junto a sus perros cerca del barranco utilizado para botar basura, uno de los canes corrió hacía la bolsa, comenzó a olfatearla, al cabo de segundos abrió el hocico, rasgó el plástico que cubría al neonato. Los pequeños bajaron para saber qué había, una cabecita se asomaba, agarraron a los animales y buscaron a los vecinos para avisarles.

“¡Hay un niño muerto en una bolsa!” gritaban los menores por las calles del sector, los curiosos salieron de sus casas para confirmar la noticia. Todos quedaron en shock al observar el cuerpo ensangrentado; en el barranco de ocho metros de profundidad encontraron las partes desmembradas. Al parecer el cadáver no tenía mucho tiempo ahí, el tronco era de piel blanca, su rostro estaba rojo.

Funcionarios de Polilara resguardaron la escena del crimen hasta que los efectivos de la Policía científica llegaron y le quitaron el cordón umbilical del cuello. Presumen que su progenitora le cortó las piernas desde la pelvis. Trasladaron los restos humanos hasta el Hospital Central donde los patólogos le practicaran la necropsia correspondiente.

Compártelo: