La “perturbada mente” del asesino de la menor de 16 años en Puerto la Cruz

El asesinato de la menor Verónika Corona, joven sw16 años quien desapareció durante 6 días y fue encontrada estrangulada en una zona boscosa,  ha conmocionado al país entero. 

Lo más aterrador del caso es que su victimario, el joven de 23 años José Javier Barreto, contaba en sus redes sociales desde hace algún tiempo cómo cometería un homicidio “por venganza” contra una persona que había “ignorado sus sentimientos”.

A través de sus cuentas en Attpad, Blogspot, Ask y Facebook el sujeto revelaba que estaba “malditamente enamorado” de una joven que no correspondió a sus deseos y aseguraba que algún día se iba a vengar.

“20 de abril de un año cercano. Hoy es el día en el que una persona que solía ser importante para mi morirá (…) Primero, voy a secuestrarla, segundo, le presentaré a una amiga, tercero, le daré una paliza  y cuarto, me voy a mear en su cara. ¿Pero saben cuál es la mejor parte? Voy a tener todo en video (…) La verdad es que no la secuestré. Sin pensarlo, ella me tomó de las manos varias veces y se vino conmigo (…) Ni siquiera podía matarla en la ciudad. Y la llevé adonde nadie podía nunca encontrarla. Una pequeña finca no funcional que tengo en Guanta”, contaba.

En sus distintos escritos en redes el homicida se definía como una persona “esquizofrénica”, “lunática” y afirmaba que era como “hanibal”. Hasta aseguraba que“matar era más fácil que amar”. 

La jovencita desapareció el pasado miércoles 31 de enero del Paseo de la Cruz y el Mar en Puerto La Cruz. Seis días después apareció sin vida en una zona boscosa del municipio Guanta, en la misma entidad.

Corona le había entregado un escrito al joven para despedirse y explicarle que no podían tener nada porque ella era menor de edad, reseñó Maduradas