“La maestra me mintió, mi hijo no murió ahogado”

Un golpe contundente en la habría sido la razón por la que el niño de casi tres años murió en el preescolar, y no ahogado como declaró la maestra a las autoridades y a la del menor.

Cuando llamaron a Isaura Betancourt ya era demasiado tarde. Eran las 12:15 del mediodía y su hijo, Guillermo Andrés Bernárdez, había fallecido, con apenas dos años y 10 meses. El hecho ocurrió este 20 de enero en el preescolar Mis Travesuras, ubicado en el 23 de Enero, aproximadamente a las 11:50 de la mañana.

El inerte del menor, quien recién acababa de dejar el uso de pañales, yacía en el Hospital Elías Toro, en Pérez Bonalde y, según la maestra Yoelis Barrios Gómez (28), el deceso había ocurrido cuando, por descuido de ella y la auxiliar Kharla Pérez (18), el niño había ido al sin compañía y cayó dentro de un pipote, tras lo cual murió ahogado.

“Hasta los momentos, no sé el tamaño del pipote ni si cayó de cabeza o de pie. Les pregunté sino hubo chance de darle primeros auxilios y me dijeron que el niño ya estaba muerto cuando ellas se dieron cuenta”, relata la madre, en conversación con Contrapunto, desde San Félix, estado Bolívar, donde enterraron al infante.

Así no murió el niño, o por lo menos esa es la versión que denuncia la madre basándose en el informe forense.

“El informe forense y el acta de defunción arrojaron que había recibido un golpe en la cabeza. No sabemos de qué forma fue y cuando a mis familiares le entregaron las pertenencias las ropas estaban extremadamente mojadas y los zapatos destilaban agua. Pero, el niño no tenía líquido en sus pulmones, porque él ya había dejado de respirar cuando cayó al pipote”, afirmó la joven de 31 años, madre primeriza.

El documento forense arrojó que Guillermo Andrés tuvo un edema cerebral, producido por un golpe. Por esas razones el suceso está bajo averiguaciones.

“Lo que deducimos es que al niño, una vez que muere, lo meten en el pipote de agua para hacer parecer que fue un ahogado. La maestra me mintió, mi hijo no murió ahogado”, sentencia la mujer, quien hace las veces de consultora de Promoción Institucional en la Cantv.

En días pasados, el subdirector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), Douglas Rico, informó, a través de su cuenta en la red social Twitter, que cuatro mujeres habían sido detenidas por ser las presuntas responsables del deceso del pequeño de dos años.

Contó la madre que, además de la maestra y la auxiliar mencionadas, también están tras las rejas Xiomara Aguirre (68), directora del plantel, y Yelitza López (39), la otra auxiliar.

Nada puede devolverle a su bebé, pero lo que exige Isaura es el cierre permanente del plantel y que las responsables del hecho paguen por la muerte a temprana edad de su único hijo.

Fuente: DANIEL ROJAS – Contrapunto

Compártelo: