Joven de 20 años lleva más de cinco sicariatos

Fuentes policiales aseguran que el antisocial y sus hombres se baten a tiros, casi a diario, con integrantes de otras bandas para mantener el control de la zona  

Con tan solo 20 años de edad, al menos siete sicariatos a cuestas en este 2015, sus dos pistolas automáticas y una granada, Brayan Bracho, alias “Brayan Chiquito”, mantiene una sangrienta guerra a plomo limpio con otras cinco bandas criminales que hacen vida en el sector Santa Rosa de Agua, al norte de Maracaibo, por el control de la otrora zona turística de la ciudad.

El joven delincuente y su séquito de pistoleros se atrinchera en el sector La Antena, de Capitán Chico, uno de los tantos con los que cuenta el populoso asentamiento palafítico, y desde allí mantiene una férrea lucha con sus rivales para liderar el robo de motos, la venta de drogas y el hurto de celulares entre propios y extraños.

Fuentes policiales de la región zuliana señalaron que “Brayan Chiquito” y sus hombres se baten a tiros, casi a diario, con integrantes de otros grupos delictivos, también de Santa Rosa de Agua, que tienen control de sus zonas de acción pero que pretenden invadir el territorio de los demás para tener mayor alcance en sus fechorías.

“Los Chatarreros”, “La Tribu”, “Los Plazeros”, “La Cuadra”, “Los Bomberos” y “Los Manaure”son los nombres de las bandas enemigas de “Brayan Chiquito” y que también mantienen en zozobra a los residentes de la comunidad de pescadores con más de 200 años de existencia, hoy una de las llamadas zonas rojas de Maracaibo.

Control total
Cada callejón y cada cuadra en Santa Rosa de Agua está bajo el control una banda delictiva, precisó la fuente policial.

“Normalmente, las calles y los sectores de Santa Rosa tienen un nombre que es adoptado por los delincuentes y así mismo llaman a la banda. Los sitios más peligrosos con los que cuenta esa zona son Mundo Perdío, El Bombero, Calle 13, La Plaza, El Mercado, La Cancha, El callejón de Los Cerros, Capitán Chico y el callejón Ayacucho”, indicó el informante.

Allí se concentran las bandas y cada una tiene su zona marcada, cuando algunos de los miembros de otro grupo delictivo traspasa los límites imaginarios (establecidos por esquinas, cuadras o calles) es cuando se desata la guerra entre los pistoleros.

“La mayoría de las bandas están integradas por jóvenes entre 13 y 17 años, son bastante violentos y actúan con crueldad. Las muertes que ocurren en Santa Rosa son por ajustes de cuentas entre ellos y normalmente se dan porque le robaron algo a un amigo o a un familiar, se comunican para que devuelvan lo robado, pero se niegan y allí viene el enfrentamiento”, señaló la fuente policial.

Toque de queda
Un vecino del callejón Ayacucho, en Santa Rosa de Agua, quien no se identificó por seguridad, precisó que a partir de las 6:00 de la tarde “nadie puede salir de su casa, porque corre el riesgo de ser atracado o ser herido por alguna bala perdida. No hay distingo de días, da igual que sea un lunes o un sábado, siempre se escuchan disparos y motocicletas a alta velocidad, que no sabemos si son robadas o si huyen tras haber tiroteado a alguien”.

Este miércoles, se conoció por fuentes policiales que los miembros de la banda “Los Bomberos”, de Santa Rosa de Agua, fueron atacados a tiros por integrantes de una banda rival del sector Puntica de Piedras, por el robo de una motocicleta. El hecho activó la alarma entre los vecinos del sector, pero afortunadamente nadie resultó herido.

El fin de semana, varios delincuentes robaron dos compresores de aire acondicionado del Núcleo Orquestal de Santa Rosa de Agua. Este fue el último ataque de la delincuencia.

 

Versión Final

Compártelo: