Incautan millonaria caleta de aluminio en Maracaibo

Los funcionarios dieron con un galpón donde habían 39 pailas de 700 kilos cada una que serían sacadas por la frontera para ser vendidas en Colombia, publica La Verdad

El robo, robo, fundición y extracción de metales como cobre, bronce, hierro y aluminio se han convertido en un lucrativo negocio que está dejando al estado Zulia “en el chasis” a nivel de telecomunicaciones y distribución eléctrica.

Este miércoles funcionarios adscrito al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Maracaibo, dieron un duro golpe a las mafias que comercializan en Colombia los metales robados en la región, tras incautar 39 pailas (enormes lingotes) elaboradas en aluminio, que suman un total de 27 toneladas que estaban a punto de ser sacados del país por “los caminos verdes”.

Se conoció que el procedimiento registrado en el barrio Andrés Eloy Blanco, fue posible gracias a la llamada de denunciantes anónimos que alertaron sobre una fundición clandestina en la que se fabricaban las pailas de 700 kilos cada una.

Los efectivos de la policía política solo lograron hacerse con el material almacenado en un galpón de la zona, pero hasta el momento no se han producido detenciones ligadas al caso. Se presume que la persona que custodiaba el material robado que sería sacado por vía terrestre huyó al ver que se aproximaban los uniformados.

Choros con placa

El negocio del robo y extracción de metales es tan lucrativo que delincuentes que se dedicaban al robo y la extorsión migraron a esta modalidad por reportar dividendos más fáciles y a menor riesgo. Tal es el caso de Johnny Elí Fernández Ramírez, un funcionario de la policía regional de 33 años de edad que fue detenido por robar barras de cobre en las instalaciones del Metro de Maracaibo.

Las barras sustraídas por Fernández, quien se hizo pasar por trabajador del sistema de transporte masivo, se usan para dar electricidad a los vagones del metro. Estas tienen una longitud de 100 centímetros y pesan 1 kilo 300 gramos cada una.

Tras su captura, el detenido fue trasladado al centro de coordinación policial vehicular Zulia a disposición de la Fiscalía 6ta del Ministerio Público.

En la frontera

Oficiales adscritos al Centro de Coordinación Guajira, de servicio en la estación Policial  San Rafael, recuperaron en el sector La Tigra, en una zona enmontada de la vía Troncal del Caribe un camión Ford 350 con barandas abandonado, placas A47BV45, el cual tenía en la plataforma diez sacos de fique que reunían unos 350 kilos de aluminio.

Se supone que el material que sería llevado a Colombia o a una fundición clandestina para luego sacarlo del país, fue abandonado junto a su cargamento después de presentar problemas mecánicos. El hallazgo fue notificado a la Fiscalía 18 del Ministerio Público.

Compártelo: