Hallaron a una joven venezolana decapitada en Colombia (Imágenes)

El pasado viernes 15 de diciembre, fue hallado el cuerpo decapitado de una joven venezolana de 18 años en una trocha de la zona Villa Conchita, en el municipio Malambo en Colombia. El cuerpo ya se encontraba en estado de descomposición, sin embargo esto no fue lo que despertó las sospechas de que el cuerpo se encontraba en el referido lugar.

Tras cinco horas de búsqueda, un equipo del Cuerpo de Técnicos de Investigación (CTI) en compañía de miembros de la policía de la localidad, hallaron el cuerpo de la joven Gabriela Romero de 18 años. La joven era estudiante del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

Según las autoridades, el hedor del cuerpo no levantó sospecha, ya que el área donde fue hallada se encuentra un matadero.  “No hubo señales de nada: ni de animales carroñeros sobrevolando ni olor extraño, por eso no habíamos notado algo raro”, dijo un morador del sector, que está ubicado a 200 metros de la Sexta Entrada de la vía Malambo–Caracolí.

LAS IMÁGENES:

“Todo gracias a otra denuncia” 

Resulta que los funcionario del CTI tenían conocimiento del lugar donde estaría el cuerpo de la joven venezolana, y es que el día anterior fue capturado el expolícia Levith Rúa Rodríguez. Quien fue señalado de haber violado a otra joven venezolana , luego que esta lograra escapar y contara a los funcionarios lo sucedido.

La menor quien logró escapar de las garras del expolicía,  alcanzó a llegar hasta su domicilio donde comunicó a sus padres lo ocurrido. En sus declaraciones a la Fiscalía, dijo que el abusador tenía un tatuaje en el brazo derecho con el nombre  ‘Sara Valentina’. Además, contó que la había llevado hasta un cambuche cerca de la misma zona donde fue hallada Gabriela. A pesar de que no había señalamientos de la desaparición de la estudiante en su contra, fue la denuncia quien habría despertado las sospechas que el expolicía sería el responsable.

Gabriela desapareció el 24 de noviembre tras salir de su casa en el barrio Vista Hermosa de Soledad, y según las pesquisas se habría reunido con el expolicía. Después de ese encuentro, se le perdió el rastro. Según informaciones de la primera víctima, Gabriela pudo ser contactada a través de Facebook por una promesa de trabajo.

El cadáver ingresó a Medicina Legal, un tatuaje de gato en el muslo izquierdo y una manilla fueron la clave para que sus familiares confirmaran a la Fiscalía que se trataba de Gabriela.

Levith Rúa Rodríguez, quien solo prestó dos años de servicio como uniformado de la Policía, estuvo preso siete años en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar por el delito de acceso carnal violento. En el Sistema Penal Oral Acusatorio registra seis anotaciones por el mismo delito, publicó la página WEB Venezuela al día

 

 

 

(noticiasaldiayalahora.co)

 

 

Compártelo: