Elige mal a su pareja de baile y lo asesinan

Diego López (25), estudiante de Ingienería de la UBV, danzaba con una mujer dentro de un pool al oeste de Maracaibo cuando llegó el novio de la acompañante y le disparó. La familia de la víctima exige que interroguen a la muchacha que bailaba con el universitario y al dueño del local

“¿Te la estáis vacilando?”, le preguntó el desconocido a Diego José López Rincón (25), estudiante de Ingeniería en Petróleo de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). El muchacho no tuvo tiempo de soltarle la cintura a su pareja de baile ni girar para ver el rostro de su atacante cuando un proyectil le atravesó la cabeza y lo mató al instante.

Solo unos testigos tuvieron el valor para pedir ayuda a los cuerpos de seguridad. Para cuando los oficiales llegaron al pool, en el barrio Balmiro León, parroquia Ildefonso Vázquez de Maracaibo, el cadáver ya no estaba. La denuncia se hizo ayer, a las 2.00 de la madrugada. Como no llegó ningún oficial, los familiares trasladaron al occiso a la casa de su abuela materna, en la avenida 92 con calle 43 del barrio Chino Julio.

Una comisión del Eje de Homicidios de la Policía científica llegó ayer en la mañana a la casa de la anciana. Les solicitaron a los López su colaboración para trasladar el cadáver a la morgue forense para la necropsia. Luego se trasladaron a la el negocio de juegos y licores para interrogar al dueño del establecimiento y revisar la escena del crimen.

Por una vecina

La familia hizo una pausa para denunciar que el presunto agresor sea novio de una de sus vecinas. Quienes presenciaron el asesinato le contaron quién era la joven, pero como no tienen pruebas en su contra y se negaron a dar su nombre. Exigen que los funcionarios la interroguen para que diga el escondite de su pareja.

Los López explicaron que el joven salió un rato con unos primos, su hermano y unos cuñados para distraerse. Sacó a bailar a la muchacha, porque la conocía. Juste en ese momento llegó el novio de ella en una motocicleta con otro acompañante y lo mataron.

“Diego era un muchacho que evitaba los problemas. Estaba trabajando y muy emocionado porque pronto recibiría su título”, comentó uno de sus parientes.

Al universitario lo describieron como un muchacho hogareño.  Hace unos meses terminó con su novia y desde ese momento sus primos le insistieron para que saliera con ellos, por eso aceptó.

La Verdad