El polémico testimonio de la madre de los 4 niños asesinados en El Valle: Era su “amigo”

Asesino-niños-El-Valle

Norelys Graterol, madre de los hermanos Conde Graterol de 11, 4 y 1 año de edad, afirmó a las afueras de la medicatura forense que, José Manuel Morgado de 48 años, acusado del asesinato, residía en el lugar desde hacía al menos tres años, e indicó, que el hombre “no aparentaba la maldad que tenía hacía sus hijos”, lo definió como una persona colaboradora atenta y allegada con todos los vecinos del sector.

“Él siempre llevaba chucherías y cosas para compartir con los niños”. En la morgue de Bello Monte, la mañana de este domingo, padres de los cuatro niños asesinados de múltiples golpes en la cabeza con un hacha en el barrio el 70 de El Valle, esperaban los cuerpos de sus pequeños sin entender aún, el por qué su vecino, a quien veían como una persona bondadosa y colaboradora, podía haber cometido tan atroz crimen.

Por su parte Wilfredo Durán, padre de Humberto Ruiz, el cuarto niño de 9 años de edad asesinado por Morgado el viernes, no se explica por qué el hombre cometió el hecho, puesto a que en ningún momento tuvieron algún tipo de problemas o enfrentamiento con él.

“Era un tipo que parecía un cristiano, compraba pan, compraba galletas y las compartía con todos los niños”, manifestó Durán.

“Abuelito cuando yo sea un hombre lo voy a cuidar”
Humberto José Ruiz Maita de 9 años de edad fue la cuarta víctima en el infanticidio múltiple ocurrido en la calle 8 de la parte alta, del barrio el 70 en El Valle, su abuelo materno José Luis Maita, definió al niño como “una bella persona, un muchachito que no se metía con nadie”.

“Abuelito, cuando yo sea un hombre yo lo voy a cuidar y le compraré ropa y zapatos”, eran las promesas que Humberto le hacía a su abuelo y que este domingo el señor recordaba con lágrimas a las afueras de la morgue.

Humberto Ruiz era amigo de los hermanitos Conde, mayor de 3 hermanos e hijo de Lisbeth Marisol Maita, trabajadora de la Alcaldía de Distrito Capital y Wilfredo Durán, cocinero en un restaurante de Caracas.

La mañana del viernes Ruiz había pedido permiso a su abuelo para ir a casa de Roxana Alejandra Conde Graterol de 10 años, a quien definía como “su novia” en medio de una actitud de inocencia como lo explicó su abuelo.

Al ver que el niño no regresaba a casa, Maita se preocupó y empezó una ardua búsqueda que finalizó pasadas las 9 de la noche, cuando consiguió a su nieto debajo de una cama en la casa de Morgado con múltiples golpes en la cabeza y junto a los otros 3 niños.

Autopsias revelaron nuevos detalles
Este domingo fueron entregadas las actas de defunción de los cinco menores en las cuales se detalla que la causa de muerte de Roxana Alejandra Conde Graterol (10), Humberto José Ruiz (9) y Julianyerli Valeria Conde Graterol (4) fueron traumatismo craneoencefálico severo y heridas con objeto contundente constantes en la cabeza, hasta ahora, familiares no pudieron asegurar si los niños habrían sufrido de abuso sexual, como se señaló en un primer momento, puesto que las experticias corresponden al Cicpc quienes aún no han confirmado o desmentido este punto.

Por su parte Jonas Jonneiker Conde Graterol de 1 año de edad, habría muerto a consecuencia de un paro respiratorio por estrangulamiento y asfixia mecánica.

Los cuatro niños serán velados por sus familiares en una funeraria ubicada en El Valle, en la ciudad de Caracas.   reseña Caraota Digital