El parte de un psicólogo sobre el “sacerdote pedófilo” del Zulia, que te dejará frió

cura-pedofilo-Zulia

El caso del cura Iván Merino quien abusó sexualmente de una niña de 12 años en Maracaibo, estado Zulia, sigue dando de qué hablar, pues la interrogante sobre cómo pudo desarrollarse esa relación se mantiene latente.

Un psicólogo entrevistado por el portal web Noticia Al Día explicó que “el cura debió tener contacto con más niños en el pasado y encontró en ellos satisfacción, por eso continuó haciéndolo”.

Detalló que este comportamiento es conocido como “parafilia sexual, que no es más que el acto sexual con objetos, animales o niños”.

A su juicio, la niña no tenía conocimiento de que era abusada por haber sido manipulada por el sacerdote quien debe haber tenido gran influencia en la vida de la menor, posiblemente como producto de algún elemento de su crianza familiar.

Cree que la jovencita al crecer podría no desarrollar ningún tipo de trauma porque al haber sido manipulada considera que lo que ocurrió con el cura fue un acto de amor, porque en su mente se cree enamorada de él.

Para que el cura Iván Merino pudiera mantener una relación amorosa con una niña de apenas 12 años, tuvo que manipularla o tener un poder de convencimiento sobre ella de importancia

A juicio del experto, pueden existir elementos de la crianza de la niña porque “muchas veces los padres juegan un papel fundamental en los niños que pueden afectarlos a futuro”.

Algunas veces la ausencia de la figura paterna hace que los pequeños busquen otra figura masculina para llenar ese vacío, lo que muchas veces concluye con alguna relación entre un adulto y una mujer mucho más joven.

Destacó que las publicaciones de la víctima en las redes sociales dejan ver que ella le expresaba su amor teniendo una relación cercana con él.

“También hay que determinar el nivel de influencia que tenía el cura sobre ella. Quizás en la mente de la pequeña no pasaba que estaba siendo abusada sexualmente porque los niños saben cuándo algo va en contra de su voluntad. Para que el padre llegara a tener relaciones con ella, debió tener un poder de convencimiento o manipulación muy grande sobre la niña”, expresó el especialista.

Además precisó que “puede ser la niña más despierta, pero una menor no está preparada mental ni físicamente para llegar hasta esos extremos con un hombre. Quizás cuando la niña crezca no reconocerá que fue sexualmente abusada porque sintió amor. Cuando esté más grande dirá que la manipularon o no muestre ningún tipo de trauma porque amó a esa persona. Para ella siempre será su primer amor”.