El crimen se paga con la vida

El Plan Patria Segura liquidó a 155 delincuentes en Zulia, entre enero y junio, por presuntamente resistirse a la autoridad. Los decesos de maleantes se incrementaron 30 por ciento en comparación con el primer semestre de 2014, cuando hubo 117 occisos

Se prepara para la contienda. Verifica las municiones de sus armas, se coloca los guantines negros de cuero que solo le cubren las palmas de las manos, busca su pasamontañas y se marcha para la cacería. No irá por venados, conejos ni iguanas, sino por seres humanos. “Delincuentes, solo delincuentes. Cuando mate a un inocente, ese día, me retiro”, aclaró el oficial antes de salir a un operativo. Al menos 10 mil funcionarios rondan las calles en búsqueda de sospechosos, quien se resiste y se enfrenta, muere.

Los decesos por resistencia a la autoridad se incrementaron. Entre enero y junio de 2014, la Policía mató 117 maleantes, mientras que en el primer semestre de 2015 se contabilizaron, según Julio Yépez Castro, secretario de Seguridad y Orden Público, 155. Lo que representa un ascenso del 30 por ciento en comparación con el año pasado. Unos gendarmes lo llaman Plan Madriguera, la finalidad es bajar a toda costa el número de homicidios y delitos en la región.

Las víctimas por el careo entre el hampa y la autoridad ha sido variante. El año comenzó con nueve muertos, en febrero se incrementaron a 17, en marzo descendieron a 13, en abril subieron a 24 y entre mayo y junio se registraron 44 y 48, respectivamente. Los municipios donde han arreciado los operativos son Maracaibo y San Francisco, en sus barriadas liquidaron a 82 azotes. Los oficiales de la Policía científica, Polisur y la Policía regional mataron a 124 maleantes, de los 155 contabilizados.

Predominan los procedimientos con un solo muerto, pero se presentaron también 22 operativos con dos occisos, tres con tres fallecidos, cinco con cuatro y uno con cinco. A todos los buscaban por homicidio, robo agravado, distribución de droga, asalto a mano armada, robo de carros o por tener la osadía de atracar, matar o arremeter contra un funcionario o un cuerpo de seguridad.

En este primer semestre no todo ha sido caídos por resistencia a la autoridad.  Los funcionarios que atienden los cuadrantes de las 109 parroquias del estado han detenido a dos mil 600 hampones en flagrancia, recapturaron a 825 solicitados, recuperaron dos mil 415 vehículos, desmantelaron 321 bandas, incautaron cinco mil kilos de drogas, 326 armas de fuego, cuatro mil cartuchos de diferentes calibres y 11 millones de bolívares en efectivo.

Ayer, en un acto protocolar en El Malecón, relanzaron el Plan Patria Segura. Todos los cuerpos de seguridad reafirmaron su compromiso de resguardar a la ciudadanía. Los procedimientos arreciarán a partir del 15 de julio, cuando empiezan las vacaciones escolares. Los 10 mil oficiales se mantendrán en las calles para arrinconar a los criminales y a sus aliados.

78532c

Jéssika Ferrer Palma/ José David Urribarrí/La Verdad