Dos venezolanas fueron asesinadas a balazos en Norte de Santander

Dos mujeres venezolanas fueron asesinadas a tiros, durante igual número de hechos de sangre registrados el sábado, en un billar y un prostíbulo del Norte de Santander, en tanto que otro connacional resultó apuñalado, en otro hecho aislado, al resistirse al robo, publica La Nación.

En cuanto a los homicidios, la comerciante Maribella Guerrero Sánchez, de 39 años, fue asesinada de al menos seis disparos, luego de que en compañía de una amiga entró al billar El Aguilón, ubicado en la calle 5 con avenida 12 del barrio San Martín de Tibú.

Guerrero y su amiga apenas alcanzaron a tomarse dos cervezas, junto a unos familiares que ya se encontraban ahí, cuando sorpresivamente un hombre entró al lugar y le disparó de manera indiscriminada a Maribella, dejándola gravemente herida.

Después le disparó a un hombre y de inmediato huyó de la escena del crimen. Los familiares de la víctima la trasladaron al hospital de Tibú, pero la mujer falleció a los pocos minutos.

Guerrero Sánchez era la propietaria de un bar en este municipio del Catatumbo. La Policía de Norte de Santander aseguró que el crimen podría ser producto de la disputa de unos terrenos en el casco urbano de Tibú.

En cuanto al crimen de Nancy Arlenys Quiroz Aguilar, de 22 años, la otra venezolana, se informó que fue en horas de la noche del sábado, en el prostíbulo Las Vegas, donde trabajaba la chica, y a quien un desconocido le solicitó sus servicios.

Detalla diario La Opinión que “la rumba y la música a alto volumen fueron cómplices del crimen de Nancy Arlenys, en un bar ubicado en el corregimiento La Gabarra de Tibú. Todo parecía normal. Un hombre llegó al prostíbulo Las Vegas, en la noche del sábado, pidió los servicios de Quiroz y de inmediato la pareja se dirigió hacia una de las habitaciones del negocio. Minutos después, el pistolero sacó su arma y le disparó a la mujer en varias oportunidades, causándole la muerte”.

Cuando las personas que trabajan en el bar se percataron del crimen -agrega el rotativo neogranadino-, el cadáver de Quiroz ya estaba tendido en la habitación y no había rastros del homicida. El hecho ocurrió a las 11:30 de la noche.

Miembros de la Seccional de Investigación Criminal (Sijin) de la Policía de Norte de Santander, adelantan las investigaciones para esclarecer los móviles del crimen e identificar al autor del hecho.

Sin embargo, la Policía aseguró a través de un comunicado de prensa que “las verificaciones preliminares indican que el hecho puede estar motivado por una relación sentimental”.

De Arlenys se pudo conocer que dejó dos hijos pequeños, que era oriunda del estado Mérida, y que luego de visitar hace unos meses a su familia en esta entidad andina, regresó a La Gabarra para seguir trabajando en el prostíbulo. Tenía un novio, también venezolano, de 22 años.

Lo hirieron para robarlo

Al también venezolano Mario Alejandro González Caro lo apuñalaron en la mañana del domingo, al parecer, cuando dos hombres le robaron el celular y una billetera.

Los vecinos del sector lo vieron caminando, herido y con su ropa ensangrentada. Se desplomó en el piso de la calle 8 con avenida 5 del barrio Chapinero, después de las 5 de la madrugada.

“Él llegó diciendo que le robaron la billetera y el celular”, aseguró un testigo del hecho. Sin embargo, las autoridades investigan la versión de que a la víctima le robaron el producto de una venta de café.

González fue trasladado al hospital Erasmo Meoz, donde recibió atención médica y posteriormente fue dado de alta.

Compártelo: