Crónica Letal: El macabro de Casalta III que mató a su padre para cobrar venganza

Luis Armando Contreras Aular, con tan solo 23 años de edad, tiene un buen tiempo que comenzó a manifestar actitudes extrañas, apartadas de todo parámetro de la sociedad, llegaba tarde a su casa, se junta con amigos que no son de fiar y siempre se reunía con su grupo en un espacio apartado en lo más alto de Casalta III, parroquia Sucre del municipio Libertador de Caracas.

En sus bolsillos o en bolsos carga un producto blanquecino (droga) o uno parecido a un cigarrillo, lo acusan de haber cometido robos. Está desaforado por la vida. Su padre Luis Armando Calcaño, de 61 años, nunca escuchó las advertencias de familiares y vecinos sobre las malas mañas de su hijo.

Calcaño siempre les decía a sus vecinos que: Eso no es así”, “Él no anda con malas juntas” y nunca aceptó lo que hablaban de su hijo hasta que él mismo traicionó su confianza. Aular le robó objetos y dinero en efectivo a su padre para poder pagar su vicio u otros, un hecho que decepcionó a Calcaño de tal manera que lo corrió de la casa.

Una venganza 

El joven no se iba a quedar tranquilo hasta que cobrara lo que le había realizado su padre y ese martes 5 de diciembre en horas de la madrugada llegó a la casa, donde una vez vivió con su padre, situada en el sector La Cañonera de Casalta III, junto con otros cuatro sujetos.

En la vivienda se encontraba Calcaño, su pareja actual y su hijo menor de 15 años. Aular desaforado fue en búsqueda de su padre y lo encontró en el baño de la casa, mientras que los otros sometían a la mujer y al menor de 15 años. El joven sacó a golpes a su padre del baño y luego lo llevó a un cuarto. La víctima suplicaba por su vida y le pedía a su hijo que recapacitara, pero él no escuchaba el ruego del hombre que le dio la vida.

En un momento le gritó: “Te voy a matar por sapo” y sin pensarlo le propinó un tiro en el pecho a su padre. Calcaño falleció en su vivienda y sus familiares lloraban desesperados por su muerte. El joven asesino cargó, junto con sus compinches, con bolsos, carteras, dinero en efectivo y otros objetos de valor y se fueron apresurados a un sitio desconocido.

Funcionarios del cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) activaron de inmediato la búsqueda del homicida, quien había sido visto recientemente por la zona, y también se encuentran tras la pista de los cuatro sujetos implicados en el hecho. Calcaño durante 18 años se desempeñó como conductor de ambulancias para Rescarven. Era el mayor de dos hermanos, publicó El Cooperante

(noticiasaldiayalahora.co)

Compártelo: