Con morgue de emergencia inicia entrega de cuerpos a familiares de tragedia en Policarabobo

Familiares de los reos que fallecieron en el motín y posterior incendio ocurrido el miércoles en la Comandancia General de la Policía de Carabobo, permanecían este jueves en las adyacencias de dicha sede en espera de la entrega de los cadáveres de sus deudos.

El numeroso saldo de fallecidos como consecuencia del motín ocurrido el miércoles en la comandancia general del organismo de seguridad, superó la capacidad de respuesta del Departamento de Patología Forense ubicado en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia.

Versiones de algunos familiares y amigos de los privados de libertad indican que hasta la mañana del jueves aún quedaban por lo menos 20 cadáveres por entregar.

Fuentes vinculadas a la policía regional señalaron que la cantidad de fallecidos (68 muertos según la información suministrada por el fiscal general, Tarek William Saab), superó la capacidad de respuesta del Departamento de Patología Forense de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia, razón por la cual las autoridades debieron improvisar una morgue en las instalaciones de la Comandancia General de PoliCarabobo ubicada en la avenida Navas Spinola de la capital carabobeña a fin de agilizar los trámites.

Trascendió que varios técnicos forenses de Caracas se trasladaron a Valencia para trabajar en el reconocimiento de los cadáveres que se realiza en la sede de la comandancia para evitar dificultades logísticas.

De forma extraoficial se supo que funcionarios del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) de la morgue de Bello Monte fueron comisionados para que laboren en las investigaciones sobre las causas de la muerte de los reclusos.

Por su parte, el diputado a la Asamblea Nacional por el estado Carabobo e integrante de la Comisión de Política Interior, Juan Miguel Matheus, rechazó la “opacidad informativa” del Gobierno y la represión a la que fueron sometidas las madres, esposas e hijos de los detenidos.

“No basta que largas horas después de ocurrida la tragedia el gobernador Rafael Lacava tuitee para señalar que se va a iniciar una investigación sobre los hechos. Tampoco es suficiente que el Ministerio Público conforme un número dudoso de fallecidos (68) y de heridos (98). Ambas cosas representan una burla cruel contra el sufrimiento de los carabobeños”, comentó.

Matheus refirió que la tragedia ocurrida en los calabozos de PoliCarabobo demuestra el colapso total del sistema de justicia en Venezuela. “No se trataba de un recinto penitenciario, se trataba de una sala de retención en donde los detenidos están hacinados a la espera de ser juzgados”.

Dijo que el martes después de Semana Santa llevará el caso a la sesión plenaria de la Asamblea Nacional y anunció que la comisión trabajará para establecer todas las responsabilidades penales a que haya lugar para darle justicia y dignidad a los familiares de las víctimas”.

Compártelo: