Cinco muertos dejó enfrentamiento de bandas en El Valle

 

Cinco personas murieron y por lo menos otras tres resultaron heridas en el desarrollo de una disputa entre integrantes de dos bandas que intentaron ajustar cuentas a finales de 2015 en el sector Sorocaima de Coche.

Por Javier Ignacio Mayorca/El Nacional

El conflicto estalló el 31 de diciembre a las 12:30 pm, cuando un antisocial conocido como Oscarcito, supuestamente, disparó contra un grupo y mató a Keiber Infante de 19 años de edad, albañil, y a un estudiante de primaria de 14 años, Héctor Gutiérrez.

Infante se encontraba con un grupo en la vía pública y reconoció al antisocial. Fue herido mortalmente en el ojo izquierdo, indicaron sus familiares en la Medicatura. Junto a él cayó el adolescente.

Las dos primeras víctimas llegaron al hospital Periférico de Coche, aproximadamente a la 1:00 pm del jueves. Fueron llevados en un vehículo rústico que cubre la ruta entre Sorocaima y la calle 18 de El Valle.

Infante fue despojado de su teléfono celular y de su billetera. El tiroteo ocurrió cuando esperaba la llegada de su mamá para salir juntos del sector. Cuando la mujer iba subiendo en un transporte público se cruzó con el vehículo que lo llevaba a él y al estudiante de primaria al hospital de Coche.

Los familiares de Gutiérrez se abstuvieron de declarar.

Un amigo del albañil, Erving Varela Colmenares, de 21 años de edad, supuestamente fue a ajustar cuentas con el homicida. El cadáver de Oscarcito quedó al aire libre en un sector conocido como El Plan, con numerosas heridas por proyectiles. Luego le arrojaron un combustible y lo quemaron.

Varela fue ultimado posteriormente con un tiro por la espalda. Se presume que intentó huir en vano de los compinches de Oscarcito. Otros testigos indicaron que al caer el hombre también se clavó una cabilla en el tórax.

Varela era obrero empleado por la Gran Misión Vivienda Venezuela.

La violencia continuó hasta el final de la tarde, cuando los antisociales atacaron a un conductor de las rutas troncales, conocido como Brayan. Su cadáver aún no había sido reclamado en la Medicatura.

Según testigos, los funcionarios de los cuerpos policiales no acudieron a restablecer la tranquilidad en el sector.

Más información en El Nacional

 

Compártelo: