Señales de que no le estás prestando demasiada atención a la salud de tu vagina

Tu  salud  íntima es realmente importante para sentirte bien como  mujer . De hecho, si  compras productos específicos para el cabello, o para ciertas zonas de la piel, deberías plantearte que también esta parte de tu cuerpo requiere una atención específica.

¡Ella también merece toda tu atención!

Tu salud íntima es realmente importante para sentirte bien como mujer. De hecho, si compras productos específicos para el cabello, o para ciertas zonas de la piel, deberías plantearte que también esta parte de tu cuerpo requiere una atención específica.

Hoy queremos hablarte de algunas de las cosas que pueden encender la voz de alarma porque no estás cuidando lo suficiente a tu pobre vagina.

#1 Grandes cantidades de flujo

El flujo vaginal es algo completamente normal en tu vagina, pero si te encuentras con una cantidad demasiado elevada de este puedes estar sufriendo en realidad una infección interna o un desequilibrio en la flora vaginal que puede dar lugar a otro tipo de enfermedades y molestias.

En esta situación, lo mejor es visitar a un especialista lo antes posible y mejorar los hábitos de tu higiene y alimentación.

#2 Escozor en la zona vaginal

Son varias las razones que se pueden esconder tras este signo vaginal, como por ejemplo algún tipo de reacción alérgica por falta de respiración. Esta es habitual cuando se utilizan medias pantis de forma habitual. También puede darse por falta de limpieza o por tener algún tipo de infección.

#3 Aparición de roces o lesiones

Si en la zona vaginal aparecen rojeces, puede deberse al daño que has causado en la piel al rascarla por el picor que sientes. Sin embargo, también pueden ser fruto de la depilación o de una reacción alérgica al tipo de prendas íntimas que utilizas. A este último respecto, es importante que compruebes cuál es la causa para encontrar la solución y disfrutar de una vagina más sana.

#4 Mal olor

El mal olor en la vagina puede ser causado por diferentes agentes; la alimentación tiene mucho que ver con aquellos más fuertes.

Sin embargo, si el olor es como a podrido o realmente fétido, lo más habitual es que tengas una infección interior o que haya bacterias de más o de menos en tu flora vaginal.

#5 Vagina demasiado reseca

Generalmente, los problemas de sequedad vaginal se producen por haber limpiado demasiado la zona. Esto hace que la vagina no tenga suficientes defensas y no genere el flujo que mantiene la zona en perfectas condiciones.

Por esa razón, te recomiendo que cambies de productos y dejes de obsesionarte con los lavados.

#6 Molestias tras mantener relaciones sexuales

Si tras un momento de intimidad, sientes molestias en tu zona íntima deberías saber que quizás se deba a un daño producido en el interior.

También, no obstante, pueden producirse por reacciones al semen o por tener algún tipo de infección o problema interno. Lo mejor en este caso es consultar al especialista para evitar causas frecuentes.

Los signos de una vagina con problemas que hemos analizado hoy son solo algunos de los que te puede manifestar tu organismo. Recuerda que lavar la zona diariamente con un jabón específico, utilizar prendas de algodón y evitar vestirte estando húmeda tras la ducha son algunas de las cosas que te ayudarán a mejorar tu salud íntima.

Fuente: Imujer

 

 

Compártelo: