Rellenar tu botella de plástico es una muy mala idea: ¿por qué?

¿Rellenas tu botella de plástico cuando queda vacía? Cuando bebes de una botella de plástico que has reutilizado muchas veces, estás bebiendo gérmenes.

Rellenar la botella, peligro para la salud

Lo dicen los especialistas. Mientras más veces rellenas tu botella, más aumentan las posibilidades de que el plástico se agriete, lo que forma espacios ideales para el depósito de virus, bacterias y hongos.

Por si fuera poco, las grietas del plástico muchas veces no son visibles. Los gérmenes, invisibles al ojo humano, viven también en grietas que no podemos percibir. Por eso es importante no guiarse solo por lo que vemos, sino por los resultados obtenidos por los especialistas.

En el estudio, los especialistas encontraron que las botellas reutilizadas de los deportistas contenían más de 300 000 unidades formadoras de colonias por centímetro cuadrado, un número mucho menor a las casi 3 000 unidades encontradas en los juguetes de las mascotas o las casi 50 000 unidades encontradas en los tazones de comida de perros y gatos.

Cómo mantenerse a salvo

No reutilizar las botellas más de 1 vez.
En el caso de reutilizarla, desinfectarlas.
No rellenarlas con bebidas calientes (harán que el plástico libere químicos dañinos).
Comprar botellas reutilizables de materiales más confiables (el acero inoxidable es una buena opción).
Tomar medidas de higiene básicas, como lavarse las manos cuando se interactúa con objetos portadores de gérmenes.

¿Quién hubiera dicho que una práctica tan común y habitual como rellenar una botella podía ser tan peligrosa para la salud? Lo bueno, en este caso, es estar advertidos para tomar precauciones.

Fuente: vix

Compártelo: