Recomendaciones para que las quemaduras del sol no estropeen tu piel

Cada vez tengo más claro que cuanto menos exponga mi delicada piel al sol, mucho mejor. Las quemaduras de sol no son agradables y, además, si te quemas puedes estar aumentando las probabilidades de padecer cáncer de piel.Dada esta realidad, no hay excusas: tienes que proteger tu piel con un buen protector solar.

 

Ahora bien, en caso de que te hayas despistado y te hayas quemado la piel, hoy quiero ayudarte a que tengas una rápida recuperación y puedas tener esa piel de diosa que tanto quieres lucir en este verano.

 

Toma un tranquilizante para calmar el dolor

 

Antes de preocuparte por tu estética, lo mejor que puedes hacer es aplacar el dolor. ¿Cómo conseguirlo? Tomando un analgésico o antiinflamatorio ante los primeros síntomas de las quemaduras solares.

 

El ibuprofeno es una buena opción para reducir la hinchazón y el enrojecimiento, y sobre todo para aliviar ese dolor que aparece cada vez que te mueves.

 

Mejor no te maquilles mucho

 

Cuando ya no sientas tanto dolor en tu piel, tendrás que pensar en qué hacer con tu rostro quemado por el sol. Lo ideal es que te apliques una buena crema hidratante (al igual que en el resto de tu cuerpo) porque te ayudará a aliviar y nutrir tu piel.

 

En cuanto a la base de maquillaje o al corrector, mientras tengas la cara roja es mejor que prescindas de maquillaje y que dejes a tu piel respirar.

 

Ten cuidado con la irritación de la piel

 

Para que la piel no se irrite más de la cuenta puedes relajarte en un baño de agua fresca en casa. El remojo en agua fría te ayudará a calmar la incomodidad asociada a las quemaduras solares. Asimismo, es una buena manera para detener la picazón, el enrojecimiento y también la hinchazón.

 

Para prevenir una mayor irritación cutánea, tendrás que olvidarte de frotar demasiado tu piel o de usar jabones fuertes; en su lugar, te aconsejo que optes por productos más suaves y naturales.

 

Fuente: Imujer

Compártelo: