Los gusanos pueden invadir tu cerebro por comer este alimento común

Con comer este alimento común, los gusanos pueden invadir tu cerebro. Una vez que se consumen y entran en el organismo, pueden moverse por todo el cuerpo, tus ojos, tus tejidos, y más comúnmente en el cerebro. Es cierto que es un parásito clásico, pero muy peligroso y puede entrar en la cabeza.

El Dr. Effrossyni Gkrania-Klotsas, dijo que mientras examinaban la cabeza de un hombre británico en 2013 encontraron que tenía un gusano. Hasta entonces nunca habían visto esto en el Reino Unido.

4 Años antes de eso, el equipo de médicos del Hospital Addenbrookes en Cambridge, tuvo un paciente, un hombre con los primeros síntomas experimentados, tales como dolores de cabeza. Pero después de un corto período de tiempo, el paciente regresó. Este paciente, de origen chino que visitó recientemente China, junto con Tailandia, Japón y Corea del Sur, tenía la mayoría de las apariciones regulares del parásito conocido como Spirometra erinaceieuropaei.

Gkrania – Klotsas a dicho “Cuando el paciente volvió, tenía todos los síntomas nuevos”. El gusano ya estaba empujando a través de una nueva parte de su cerebro. Comenzó causando debilidad en las piernas y convulsiones. De hecho, la condición asociada fue la infección Esparganosis. Los médicos de diagnóstico tuvieron que ser rápidos para eliminar el gusano quirúrgicamente, porque no se conoce ningún fármaco para tratar eficazmente la infección.

Se registraron 300 infecciones por la Spirometra, en el período comprendido entre 1953 y 2013. Se cree que las infecciones son más comunes entre la población que tiene muy poco conocimiento acerca de los gusanos, en algunas partes de Asia.

El genetista del Instituto Wellcome Trust Sanger, en Cambridge, el Dr.Hayley Bennett cuyo equipo recientemente ha secuenciado el genoma del raro gusano, dijo: “Estos gusanos son algunos de los más misteriosos gusanos que hemos investigado”. Se sabe que este ciclo de vida es más complicado.

La forma adulta que tenía la Spirometra, sólo se produce en el intestino de perros y gatos, pero como estos animales arrojan los huevos del gusano en sus heces, los huevos pueden entrar, y contaminar el agua. La forma juvenil resultante del gusano el larvaecan luego permanece en el agua dentro de ciertos crustáceos pequeños durante mucho tiempo o puede fácilmente terminar en serpientes y ranas.

A través del contacto directo con animales infectados o la ingestión, estas larvas pueden invadir los seres humanos. Según Gkrania – Klotsas, tenían un paciente en Cambridge que tomo agua accidentalmente mientras nadaba borracho en un lago infectado.

Bennett dijo que “Las larvas pueden enquistarse en el cerebro o en cualquier otro lugar en el cuerpo humano”. Estos quistes pueden causar ceguera, parálisis, daño en los tejidos, incluso la muerte. Bennett espera entender esta secuenciación de los genes del gusano y el funcionamiento interno de los gusanos para ayudar al tratamiento y al diagnóstico futuro.

La creación de un medicamento sólo para este gusano no es económicamente viable, debido a que es una infección muy rara, pero comparándola con otras similares, los investigadores pueden ver que otros medicamentos pueden aplicarse.

Se extrajeron muestras pequeñas del gusano en el paciente infectado, que podrían actuar como un objetivo futuro de las drogas, así ayudaría a reconocer la resistencia a los fármacos. Identificarán un excepcionalmente gran gen y el genoma de estas pequeñas muestras. Bennett añade “También podrían desarrollar una prueba de diagnóstico”.

Tenia de cerdo

La tenia se puede encontrar en muchas formas, pero 3 de ellos pueden infectar fácilmente el cerebro. Helena Helmby de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, dijo “Es sobre todo la tenia de cerdo el cerebro principal”.

Los seres humanos pueden infectarse del cerdo con las especie Taenia Soliumin en dos formas:

La primera forma de infección, es por el consumo de carne de cerdo cocida a partir de cerdos infectados, resultando en la teniasis, un gusano adulto que reside en el intestino.

La segunda forma de infección, se presenta en forma de larva, a través del contacto con las heces de un ser humano o un cerdo infectado, que pueden ir más allá de infectar muchos tejidos. Puede resultar en una condición conocida como neurocisticercosis si el gusano larval entra en el sistema nervioso, incluyendo el cerebro. Este tipo de infección a menudo puede causar epilepsia una vez dentro del cerebro. La Organización Mundial de la Salud declaró al respecto que casi un tercio de los casos de epilepsia en los países donde la enfermedad es nativa son personas que fueron infectadas previamente por neurocisticercosis.

Con la falta de higiene y saneamiento la Neurocisticercosis florece. Helmby dijo: “De hecho, en realidad te puedes infectar a ti mismo”, la falta de higiene, tal como no lavarte las manos, podría dar lugar a que consumas los huevos y un gusano adulto viva en tu intestino. “La infección de uno mismo es común”.

Sin embargo, con un número creciente en África, Asia y América Latina, según la Organización Mundial de la Salud, la distribución global de la tenia de cerdo está muy extendida. Gkrania – Klotsas tiene 3 pacientes en su cuidado en Cambridge que han experimentado previamente neurocisticercosis.

¿Causa de preocupación?

El tratamiento para la Spirometra ha sido quirúrgico hasta ahora, sin embargo, en Cambridge, el equipo de Bennett encontró algunos fármacos, como praziqantil, que podrían ser muy eficaces. Estos medicamentos se utilizan contra la esquistosomiasis (fiebre del caracol). También ciertos medicamentos utilizados contra el cáncer fueron identificados como posibles tratamientos. Los tratamientos con fármacos antihelmínticos están apuntando al gusano, aunque las infecciones por tenias de cerdo son comunes.

Los riesgos del aumento de los viajes internacionales y el comercio mundial de alimentos, preocupan tanto a Helmby como a Gkrania – Klotsas. Con el rápido desarrollo de la exportación e importación de alimentos, los riesgos de ingerir productos infectados han aumentado. Esta es sólo una razón más por la que se necesita más vigilancia en la inspección de alimentos. Helmby predice más casos ocurriendo en lugares donde estas infecciones han sido prácticamente eliminadas, como el Reino Unido.

Gkrania – Klotsas dijo: “Estoy seguro de que habrá más de esto en el futuro”, ya que ha visto a pacientes infectados sin ni siquiera ir al extranjero. La infección va de la mano con el pueblo, donde quiera que estén.

Sin embargo sugieren que las personas que planean viajar, sean más conscientes al visitar las regiones donde las infecciones son comunes. El creciente número de infecciones se puede controlar, si los equipos de salud están preparados para las consecuencias.

Helmby dijo “El reto en este momento es ser capaces de tratar estas infecciones”. Un retoque podría resultar muy valioso para los investigadores de genética, ya que su secuenciación continúa daría a conocer los secretos de estos misteriosos parásitos.

Fuente: http://unavidanatura.com

Compártelo: