Los biopolímeros, una opción estética que muta en sufrimiento de por vida

SONY DSC

En Latinoamérica, los biopolímeros hacen parte de la vida de muchas personas que de alguna manera buscaban un cuerpo perfecto y lo que obtuvieron fue un padecimiento del cual nunca se podrán liberar.

Noticias 24

En Venezuela son muchos los casos que se presentan a causa de la inyección de esta sustancia. El cirujano plástico, Daniel Slobodianik, explica a Noticias24 todo lo esencial que deben conocer aquellos que ya son portadores de este componente en sus cuerpos, y los que están pensado en utilizarlos, alertando sobre los riesgos que podría conllevar la búsqueda de la belleza “perfecta”.

“Esto es peor que el cáncer (…) es una enfermedad crónica”, señaló el cirujano Daniel Slobodianik

El especialista comenzó por definir qué son los biopolímeros: estos una sustancia sintética, derivada del sílice o silicón, que se mal utiliza como relleno corporal para el aumento de varias partes del cuerpo. Los lugares donde las personas se lo suelen inyectar son: “Glúteos, genitales, pectorales, surcos nasales, pantorrillas, y cualquier parte del cuerpo”, dijo Slobodianik.

Antecedentes

La historia de esta intervención se remonta a experimentos dados por la búsqueda de materiales de relleno para el cuerpo, el cirujano nos explica que “a finales de 1.800, había un japonés que experimentó con parafina e hizo aumento de mamas como a 2.000 mujeres”, esto trajo consecuencias fatales, expresó el cirujano.

Foto: Biopolímeros / Javier Blanco – Noticias24

En nuestro país y en el resto de la región suramericana, tiene aproximadamente 30 años, al comienzo el biopolímero era utilizado en cantidades reducidas solo para el relleno de áreas pequeñas en el rostro, el cirujano explicó que “hace 12 a 15 años comenzó a utilizarse en cantidades mayores para aumento sobre todo de glúteos” .

Una vez el líquido se encuentra dentro del cuerpo, en el caso específico de cantidades pequeñas como el usado en el rostro (1 y 2 cc). “Con el tiempo deja de ser líquido y se forman granulomas de cuerpo extraño”, afirmó.

A diferencia de esto en las personas que utilizan 200 cc a más de 4.000 cc, “el cuerpo no se da abasto para englobar todo eso”, por lo que siempre se mantendrá líquido en conjunto con los granulomas que el organismo va formando en su lucha por protegerse; por lo cual“el sistema inmunológico empieza a actuar, rechaza la sustancia y comienza a atacar al propio organismo, hay pacientes que tienen muy pocos síntomas y hay otros que no”, acotó Slobodianik.

Síntomas

Los síntomas comienzan a aparecer entre los “dos y cuatro años”, es el común denominador entre los pacientes que atiende el cirujano; el momento de la inyección influye mucho en esto, si el lugar donde lo llevan a cabo no cumple con normas de salubridad hace que se produzcan infecciones, de igual manera horas después de la intervención puede comenzar un proceso inflamatorio agudo, así como hay casos en los que “también pueden pasar años y los pacientes no sienten nada”.

Foto: Zona lumbar antes y después de la extracción –@cirujano

Slobodianik dijo que con respecto a la coloración es casi inmediata, esto también “varía dependiendo del paciente, para algunos pasan años y sus glúteos no cambian de color, hay pacientes que desde el momento que los inyectan ya el área toma una coloración rojiza”, esto depende de la superficie donde se coloca el biopolímero.

Es aquí donde entran los artífices de esto, el cirujano explica que este procedimiento es llevado a cabo por “peluqueros, esteticistas, cosmetólogos y médicos”; los galenos que llevan a cabo este acto ilegal usan sus conocimientos de anatomía para inyectar esta sustancia de manera más profunda, en este caso hay menos coloración, pero mayores síntomas de dolor ya que infiltran el músculo y tiene como consecuencia una miositis; en las inyecciones superficiales el cambio de coloración y de texturas son más visibles.

Más allá de esto explica que la parte más peligrosa de todo este procedimiento se da al momento de la inyección, “si la persona que está inyectando perfora un vaso, la sustancia viaja por el torrente sanguíneo hasta el pulmón y se produce una embolia pulmonar y la persona muere”.

“Esto es peor que el cáncer… es una enfermedad crónica”, comentó Slobodianik, los pacientes sufren de dolores permanentemente, procesos inflamatorios, cambios de color y textura, perdida de actividad sexual, entre otros males que causa el biopolímero.

Migración y extracción

Foto: Resonancia Magnetica de senos con biopolímeros – @cirujano

Luego de que las personas se inyectan la sustancia, puede migrar, esto suele darse al momento de la colocación directa o como explica el cirujano Daniel Slobodianik por medio de la liposucción, “es la principal causa y está completamente contraindicada”expresó.

Este procedimiento de extracción (liposucción) ocasiona el derretimiento de los granulomas convirtiéndolo en líquido por el calor que genera el láser o la cánula, esto depende del tipo de intervención elegida, a medida que la cánula entra y sale del área donde es introducida va dejando rastro en los canales que produce internamente.

Slobodianik utiliza la dermolipectomía para la extracción de biopolímeros del área lumbar y de los glúteos, desarrolló esta técnica por medio de la experiencia y práctica; con esta cirugía se asegura la máxima erradicación de los granulomas y la forma estética de los glúteos.

Foto: cirugía de extracción – @cirujano

El cirujano indicó que no “todos los pacientes deben operarse”, si el paciente no tiene síntomas o son muy escasos como: molestias por estar mucho tiempo sentado, inflamación poco frecuente, entre otros, en su caso deben seguir un tratamiento con una consulta anual.

Sólo las personas que tienen migraciones en la región lumbar, “nunca la cirugía es una emergencia (a menos que tengan un absceso), puede ser programada”, cuando los pacientes se vuelven dependientes adictos a los analgésicos, esteroides, dolores intensos crónicos, presentan fiebre o calentamiento de glúteos.

“Hay casos donde no se puede hacer nada”, debido a que llega un punto que la piel se deteriora a tal nivel que la única solución sería la extracción del pedazo afectado, dijo el cirujano.

Foto: Migración zona lumbar – @cirujano

Luego de la operación dependiendo de lo afectada que este el área, los pacientes pueden consultar al cirujano sobre la posible colocación del un implante, este procedimiento se encuentra en período experimental ya que no se cuenta con una línea a seguir en esta materia por ser tan nueva en el campo de la medicina.

Cabe destacar que Venezuela es el único país de Latinoamérica que tiene una legislación que prohíbe la colocación y distribución de biopolímeros, esto nos coloca como pioneros dentro de la región.

Hoy día existe la proliferación de un nuevo término “plasma gel”, que no es más que biopolímeros, este cambio de nombre surgió desde que se difundió la fama de esta sustancia; antes lo llamaban células expansivas, gel, silicón líquido, entre otros, y sólo representa un intento de los delincuentes de engañar a esas personas que buscan saciar sus ansias de tener el cuerpo “perfecto”.

En Venezuela el rango de edades de las personas que deciden inyectarse esta sustancia va entre los 18 a 30 años, quienes buscan este procedimiento como fórmula de belleza “instantánea”.

Foto: Paciente afectada tras someterse al múltiples procedimientos errados de extracción / @cirujano

Tratamiento

El presente tratamiento lo recomienda el cirujano plástico, Daniel Slobodianik, en su página web.

Cuidados para pacientes portadores de biopolímeros

Estos cuidados deben ser seguidos estrictamente. No hacerlos puede ser la diferencia entre no tener síntomas o empezar a sufrirlos y ser candidata posteriormente a cirugía.

El calor es su peor enemigo. Evítelo a toda costa.

– No debe: ir a saunas, aguas termales, bañarse con agua caliente, terapias de calor en la zona lumbar, sentarse en lugares calientes, como por ejemplo, los asientos de automóviles que están expuestos al sol, etc.
– Playa: Usted no puede exponerse al sol de playa. Colocarse una falda, pareo o ponerse bajo un toldo o sombrilla, la protege del rayo solar, pero no del calor. Por lo tanto no puede estar en la playa aún en esas circunstancias.
– Si siente sus glúteos calientes, puede hacer baños de asiento con agua de manzanilla fría o aplicarse compresas frías en la zona.

Ejercicios:

El alto impacto favorece la migración de biopolímeros a los genitales, región perianal y miembros inferiores.

– Debe evitar todo tipo de ejercicios de alto impacto como: correr, aeróbicos, bailoterapia, insanity, crossfit, pesas, pole dance, subir cerro o montañismo, bicicleta montañera, kick boxing, zumba, boot camp, tennis, béisbol, softball, kicking ball, fútbol, artes marciales, etc.
– Puede realizar ejercicios de bajo impacto como: Pilates, yoga, gimnasia,TRX, escaladora (con baja resistencia), Elíptica u Orbitrek, spinning (No power bike), caminar, nadar, abdominales en maquinas donde no apoye sus glúteos, etc.

Tratamientos estéticos:

Debe evitar todo tipo de tratamientos estéticos en las mamas (si está inyectada esa zona), región baja de la espalda, glúteos, muslos y piernas (si existe migración a esa zona). Si tiene biopolímeros en la cara, no dede someterse a tratamientos estéticos faciales.

Algunos de los tratamientos estéticos que se deben evitar son:

-Masajes reductores, reafirmantes o de cualquier otro tipo en la zona, ultrasonido, radiofrecuencia, ultracavitación, depilación con láser o cera caliente, vacumterapia, endermologie, plasma rico en plaquetas, carboxiterapia, mesoterapia, hidrolipoclasia, gimnasia pasiva con parches eléctricos, Vela shape, terapias con calor, etc.
-No puede someterse a liposucción en abdomen, cintura, espalda, glúteos, ni muslos. Y mucho menos si es láser. La liposucción es la principal causa de migración de biopolímeros a región lumbar, abdomen, genitales, muslos, piernas y pies. El calor del láser provoca después de un tiempo, fibrosis de los tejidos y endurecimiento de la zona, provocando dolor y cambios de textura de la piel.
– Evite usar ropa interior tipo hilo, ya que la fricción de ésta produce cambios irreversibles de textura en la piel del pliegue de los glúteos (Crestas de gallo).
– Use ropa interior de algodón tipo bikini, cacheteros o enteras.
– Evitar inyecciones en los glúteos (antibióticos, vitaminas, analgésicos, esteroides, etc). Utilizar el hombro o el cuadriceps para aplicaciones intramusculares.
– Evite caídas o golpes en los glúteos.
– No se automedique. Visite a un médico antes de preguntarle a una amiga o al vecino que tomar o que tratamiento seguir. Ningún paciente es igual a otro.

Al igual que un paciente diabético o hipertenso, que debe cuidarse toda su vida evitando ciertos factores de riesgo, el paciente con biopolímeros debe seguir estos cuidados para reducir la posibilidad de empezar a tener síntomas o empeorar los ya existentes.

Foto: Biopolímeros luego de extracción / Javier Blanco – Noticias24

Foto: Cambio de coloración en el área afectada y hundimientos / @cirujano

Foto:Cambio de coloración en el área afectada y hundimientos / @cirujano

Foto:Cambio de coloración en el área afectada y hundimientos / @cirujano

Foto: Cirujano Daniel Slobodianik / Javier Blanco – Noticias24

Foto: Operación de extracción zona sacro lumbar (espalda) / @cirujano

Foto: Cambio de color en la piel y endurecimiento de la misma/ @cirujano

Compártelo: