La píldora ha evitado 200.000 casos de cáncer de útero en la última década

  • La jefa de esta investigación explica que el “efecto protector” de los anticonceptivos orales se mantiene en el tiempo y “persiste durante decadas”

El uso de anticonceptivos orales protege a largo plazo de desarrollar cáncer de endometrio, el tipo de tumor uterino más común, y en la última década ha prevenido 200.000 casos, según un estudio difundido por la revista médica británica ‘The Lancet Oncology Journal’.

Un grupo de científicos de la Universidad de Oxford, especialistas en epidemiología, estimaron que en los últimos 50 años se han evitado 400.000 casos de cáncer de endometrio, en los países de ingresos altos, gracias a las pastillas anticonceptivas.

Valerie Beral, investigadora principal del proyecto y que lidera estudios internacionales sobre cáncer de mama, ovarios y endometrio, ha explicado que el “efecto protector” de la píldora se mantiene en el tiempo y “persiste durante décadas”. “Las mujeres de 20 años o incluso más jóvenes se siguen beneficiando de los efectos a los 50, cuando la aparición de cáncer es más común”, explica Beral.

La científica ha añadido que otras investigaciones han probado la eficacia de la píldora, que contiene hormonas para prevenir el embarazo, en la protección contra el cáncer de ovarios, y ha aclarado que “la gente suele preocuparse porque cree que los anticonceptivos causan cáncer, pero a largo plazo la píldora reduce el riesgo de contraerlo”.

Datos de 27.000 mujeres

Para obtener los resultados, los científicos reunieron datos de más de 27.000 mujeres que padecían este tipo de cáncer de 36 estudios elaborados en diferentes áreas del mundo -entre las que se incluyen Norteamérica, Europa, Asia, Australia y Sudáfrica-, la mayor muestra epidemiológica reunida hasta el momento. Los resultados mostraron que, por cada cinco años de uso de la píldora, el riesgo de padecer cáncer endometrial se reducía un cuarto.

En los países con rentas altas el efecto es aún mayor, pues la toma de anticonceptivos durante diez años reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad, antes de los 75 años, de 2,3 a 1,3 casos por cada cien personas, según el estudio.

The Lancet Oncology Journal

Compártelo: