Estados Unidos pide medidas agresivas contra cigarros electrónicos

cigarro-electronico

La autoridad sanitaria de Estados Unidos pidió este martes una acción “agresiva” contra los cigarrillos electrónicos por considerarlo nocivos y cuyo consumo es casi una “epidemia” entre los jóvenes.

“Hemos de adoptar medidas agresivas para proteger a nuestros hijos de esos productos altamente potentes que exponen a las nuevas generaciones al riesgo de la nicotina”, dijo el médico principal de Estados Unidos, Jerome Adams, (US Surgeon General) en un inusual comunicado.

“El aerosol del cigarrillo electrónico no es inofensivo”, señaló el experto, indicando que “la exposición a la nicotina durante la adolescencia puede afectar al crecimiento del cerebro, que sigue desarrollándose hasta alrededor de los 25 años”.

Se trata de su segundo comunicado desde que asumió su puesto, hace 16 meses.

En el anterior, emitido el pasado mes de abril, pedía a la población llevar naloxona (un antídoto en caso de sobredosis), en un momento en que en el país se dispara la cifra de sobredosis por opioides.

Fumar cigarros electrónicos ha alcanzado las proporciones mas altas de la historia entre los adolescentes estadounidenses.

Sólo el año pasado el uso del cigarro electrónico se incrementó un 78% entre los estudiantes de escuela secundaria, y uno de cada cinco a día de hoy dice fumarlos o utilizar aparatos con batería para inhalar líquidos de nicotina que normalmente tienen sabores a fruta o a caramelos y son más adictivos.

En total más de 3,6 millones de jóvenes estadounidenses, incluyendo uno de cada 20 en escuelas secundarias, consumen cigarros electrónicos.

Adams instó a los padres, médicos y educadores a que adopten una serie de medidas como prohibir la inhalación de vapor en lugares cerrados o informar a los jóvenes del peligro de estos cigarrillos, mencionando explícitamente los productos elaborados por la compañía JUUL, una nueva empresa de cigarrillos electrónicos que triunfa en Estados Unidos.

Entre los peligros atribuidos a estos cigarrillos se incluyen daños en el aprendizaje, la memoria y la atención, y la exposición de los jóvenes a adicciones futuras.

“Además de la nicotina, el aerosol que los usuarios inhalan y exhalan de los cigarros electrónicos les expone tanto a ellos como a los transeúntes a otras sustancias perjudiciales como metales pesados, componentes orgánicos volátiles o partículas ultrafinas que pueden inhalarse profundamente en los pulmones”, concluye el informe, reseña Perú21