El sorprendente superalimento que se encuentra en su jardín

El Diente de león no es solo una hierba de color amarillento que aparece en su jardín y que a menudo se la trata como una mala hierba. Así que deje de pelear con estas hierbas florales que salen por todo su jardín y benefíciese de la cantidad de beneficios médicos que posee.

El Diente de león es una de las hierbas más ricas nutricionalmente que se pueden comer, es mucho más nutritiva que la col rizada o las espinacas. Poseen vitaminas como C, A y K, y antioxidantes y media taza de hojas de diente de león contiene más calcio que un vaso de leche. Son ricos en potasio, haciéndolo un potente diurético y son un excelente desintoxicante sanguíneo.

También tienen la capacidad de estabilizar el azúcar en la sangre, por lo que es un excelente complemento para los diabéticos.

En muchos países, especialmente en Asia, se ha estado usando el diente de león para sanar y prevenir ciertas enfermedades, y hoy en día es una de las hierbas más estudiadas por la medicina occidental.

Como hacer uso de esta hierba.

Tanto las flores, las hojas como las raíces de esta planta son comestibles, y su sabor se asemeja al de la rúcula picante.

Tenga cuidado al recoger esta hierba y asegúrese que la coge de zonas donde no hayan estado expuestas a productos químicos. También puede encontrar diente de león y raíces en tiendas asiáticas o incluso en algunos supermercados especializados.
En el caso que quiera plantarlos, es mejor recoger los dientes de león en primavera cuando son jóvenes (antes de que aparezcan las flores) y de nuevo en el otoño.

La raíz de diente de león se puede utilizar para hacer un té medicinal para tratar problemas digestivos, cálculos biliares, inflamación, dolores musculares e hinchazón.

Para preparar este té añada la raíz (fresca o seca) en una taza con agua hirviendo y deje reposar durante 2 o 3 minutos. Añada un poco de miel para eliminar el sabor amargo.

Las raíces también se pueden secar y moler y usarlo para como reemplazo al café. Una vez que la raíz se tuesta tiene la apariencia y sabor similar al café. Se puede preparar en una cafetera. Sirva el café de diente de león con crema y edulcorante.

Los pétalos frescos o secos de esta hierba se pueden usar como guarnición en ensaladas y postres ya que son muy nutritivas.

Las hojas de diente de león maduras pueden ser amargas, pero por ejemplo se pueden comer salteadas o crudas en ensaladas o en sándwiches.

Así que en lugar de preocuparse por erradicar estas malas hierbas de su césped cada año, o de pedir deseos con sus flores, piense que tiene una buena fuente de alimento gratis en su jardín con un alto valor nutritivo.

Fuente: http://www.ignisnatura.cl

 

Compártelo: