El intersticio, es el nuevo órgano humano que ayudaría al cáncer a propagarse

El-intersticio

La biología humana en sí misma sigue manteniendo misterios para la ciencia. Un equipo de científicos ha descubierto una red de canales llenos de líquido en el organismo, en lo que parece tratarse de un nuevo ‘órgano humano’: el intersticio.

Ya se tenía constancia de que existía un espacio entre las células, llamado espacio intersticial, pero una nueva investigación le ha dado la categoría de órgano.

Esta red de canales tendría una función protectora, pero además permitiría transportar células cancerosas de un lugar a otro del cuerpo, tal y como se detalla en la investigación, publicada en la revista Scientific Reports.

A través de una endoscopio de rutina, los científicos observaron por casualidad que el conducto biliar estaba rodeado por patrones extraños inexplicables en su tejido, en lugar de una pared dura y densa, como esperaban.

Investigaciones adicionales en otros tejidos del cuerpo han aportado más datos: sugieren que estos patrones son en realidad canales, que estarían en todas partes del cuerpo, llenos de líquido. El equipo estima que el órgano contiene alrededor de un quinto del volumen total de líquido del cuerpo humano.

¿Cómo es que no se ha descubierto antes?
Si efectivamente estamos ante un nuevo órgano humano, ¿cómo es que no se ha descubierto antes? Los investigadores creen que, dado que los enfoques estándar para procesar y visualizar el tejido humano hacen que los canales se drenen, las fibras de colágeno que le dan a la red su estructura se colapsan sobre sí mismas. Esto habría hecho que los canales parecieran una pared dura de tejido protector denso, en lugar de una especie de bolsa llena de líquido.

El órgano contiene alrededor de un quinto del volumen total de líquido del cuerpo humano.
“Creemos que funciona como amortiguador”, dicen los científicos. Es decir, que esta red tiene una función protectora.

Ayudaría a propagar el cáncer
Pero además de proteger los órganos, la red también contribuiría a la propagación del cáncer, según las observaciones de los científicos.

Cuando el equipo analizó muestras tomadas de personas con cánceres invasivos, encontraron evidencias de que las células cancerosas que habían salido de sus tejidos originales habían sido transportadas a través de estos canales, que los llevaron directamente al sistema linfático.

“Tenemos ante nosotros una nueva ventana hacia el mecanismo de diseminación tumoral”, enfatizan los investigadores.

El siguiente paso es comprobar si analizar el líquido en estos canales recientemente descubiertos podría conducir a un diagnóstico más temprano del cáncer. Es más, los científicos creen que el nuevo órgano también podría estar involucrado en otros problemas, como los edemas, una rara enfermedad hepática y otros trastornos inflamatorios, reseñó muyinteresante