El aterrador momento que viven pacientes con cáncer en medio de la crisis de salud: “No me quiero morir”

pacientes con cáncer

El cáncer en Venezuela es una de las enfermedades que más se ha agudizado por la escasez de medicamentos. Independientemente de la disponibilidad económica que pueda tener un paciente, la realidad es que para combatir la enfermedad no están llegando al país los medicamentos para tratarlo. 

“He gastado hasta lo que no tengo para poder curarme, en la clínica donde me atienden son pocos los tratamiento y muchas las pacientes”, dijo una mujer con cáncer de mama a El Cooperante.

“Mis hijos son los que van a hacer la cola para retirar el tratamiento en el Seguro Social, pero no hay. Yo dejé de ir porque me deprimí mucho y entendí que no podía por mi salud”, agregó la paciente que prefirió no revelar su identidad.

La fémina de 48 años indicó que actualmente está combatiendo el cáncer con donaciones que le han hecho sobrevivientes de la terrible enfermedad. Y es que su caso no ha sido nada fácil. A finales del año pasado le consiguieron una “pelotica” en el seno izquierdo, el primer médico la trató le aseguró que no era maligna así que la operó y se la removió.

Luego, por recomendación de una conocida llegó a las manos de otro equipo en una reconocida clínica especialista en cáncer en Caracas, allí le dijeron que tenía que ser sometida a una cirugía de ganglios linfáticos y extirparle completamente la mama, luego someterse a sesiones de quimioterapias. Confiada en Dios y en el apoyo de su familia, ha tratado de sobrellevar la carga, convencida que lo va a superar.

“El doctor a cada instante me dice que eso no es nada del otro mundo. Que ha tenido casos peores y están sanos. Yo tengo fe, no me quiero morir”, narró.

La Sociedad Americana contra el Cáncer explica que la disección de ganglios linfáticos axilares consiste en extirpar  entre 10 y 40 (aunque usualmente menos de 20) ganglios linfáticos del área debajo del brazo (axila) y se examinan para determinar si existe propagación del cáncer. Se puede hacer una disección de ganglios si una biopsia previa mostró que uno o más de los ganglios linfáticos axilares tiene células cancerosas. Efectivamente fue lo que le ocurrió a nuestra fuente.

“No tengo pelo, eso no me importa. Quiero ver a mis hijos convertirse en padres, graduar a mi hija, me quiero curar”, sumó.

En tal sentido, explicó que en la clínica tratante los pacientes que han superado el cáncer y les han sobrado medicamentos, los donan. Los médicos también hacen su parte, exportan y ayudan hasta donde pueden. El drama de los pacientes que dependen del sector público están peor. En el caso del Hospital Oncológico Luis Razzetti, la situación es grave.  Hace más de dos meses,  José Manuel Olivares, presidente de la subcomisión de Salud de la Asamblea Nacional, denunció la escasez de insumos médicos.

Una publicación de Efecto Cocuyo reseñó que se ha presentado hurtos que han dejado al hospital sin  cables del departamento de imagenología, por lo que no se estaba realizando ni radiologías ni ecosonogramas, un equipo para endoscopia, cilindros grandes de oxígeno, de 2.000 libras.

Asimismo, Olivares señaló que  Venezuela “es el país con más pacientes con cáncer avanzado” y que no había medicinas ni reactivos para hacer exámenes, y que pacientes deben esperar en listas para recibir quimioterapias. “Esta es una realidad que ningún funcionario del Gobierno puede desmentir, porque detrás de la falta de ambulancias, de las camillas compartidas por dos parturientas, de los niños recién nacidos que son colocados en cajas, de la falta de medicinas, hay personas, familias, apellidos, madres y padres desesperados. Y esas son cosas que no se pueden ocultar”.

Se estima que en 2016  se registraron 51.945 casos de cáncer, y 25.674 venezolanos fallecieron a causa de esta enfermedad, presentándose así un aumento de 3,25% con respecto a la cifra de mortalidad en 2015 (24.864), y siendo la segunda causa de muerte a escala nacional.

Según las estadísticas del Estudio de pronóstico de mortalidad e incidencia de cáncer en Venezuela año 2016 el cáncer de pulmón es el tipo más común a escala nacional, seguido por el de estómago, colon y recto. En las mujeres, el más recurrente es el de mama,  cuello uterino y el pulmón.

Para este año, las estimaciones de la Sociedad Anticancerosa Venezolana son 26.500 muertes como consecuencia de la enfermedad, y se registrarán 53.000 casos nuevos.

EC

Ya estamos en Instagram por:

https://www.instagram.com/aldiayalahora/

 

Compártelo: