Ante la escasez….4 desodorantes naturales para deshacerse del mal olor

Aunque se trata de productos , antes de aplicar el tratamiento elegido es importante que lo probemos en una zona pequeña para verificar que no nos produce alergias.

En la búsqueda por llevar un de vida más ecológico y saludable muchas personas están tratando de encontrar productos naturales que puedan emplear para remplazar aquellos que nos venden en el mercado.

Este tipo de alternativas han demostrado tener efectos muy similares a los que ofrecen los químicos, pero con la gran diferencia de ser más amigables con el ambiente y, sobre todo, con la salud.

El desodorante se ha convertido en uno de los más utilizados en todo el mundo ya que, por estética y autoestima, todos desean neutralizar esos malos olores que aparecen con frecuencia en áreas como las axilas.

La buena noticia para todos los que buscan soluciones sostenibles es que hay varias fórmulas naturales que se pueden preparar en casa con ingredientes básicos para crear desodorantes libres de químicos.

En esta oportunidad vamos a 4 interesantes recetas que se pueden empezar a utilizar para comprobar cuán buenos pueden ser.

1. Desodorante de aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es un poderoso antibacteriano que puede combatir los microbios que se acumulan en las axilas generando malos olores.

Como su uso directo sobre la piel puede ser un poco agresivo, en este desodorante lo mezclaremos con agua de rosas para suavizar su acción.

Ingredientes
5 gotas de aceite esencial de árbol de té
1 cucharada de agua de rosas (10 ml)
¿Qué debes hacer?
el aceite de árbol de té con el agua de rosas y aplícalo en las áreas deseadas hasta que se absorba bien.
Es muy probable que debas repetir su aplicación varias veces al día, ya que su efecto dura solo unas horas.
Úsalo para protegerte todos los días.

2. Desodorante cítrico

Los olores penetrantes de los cítricos y sus ácidos pueden neutralizar los malos olores mientras combaten las bacterias acumuladas.

Esta sencilla receta es bastante ecológica, ya que invita a aprovechar las cáscaras de algunos cítricos para proteger áreas comunes como las axilas.

Ingredientes
3 cáscaras de naranja
3 cáscaras de limones
1 litro de agua
1 kg de sal marina
3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)

¿Qué debes hacer?

Corta o ralla las pieles de los dos cítricos y colócalos a hervir en un litro de agua.
Cuando esté lista, filtra la preparación y resérvala para el momento del baño.
A continuación, arroja el líquido en el agua del baño y agrégale la sal marina y el bicarbonato de sodio.
Sumerge tu cuerpo y relájate unos 15 minutos.
Este baño no solo servirá para neutralizar los malos olores en las axilas, sino también en otras áreas del cuerpo.
Repítelo cada vez que lo consideres necesario.

3. Desodorante de bicarbonato de sodio y harina de maíz

El bicarbonato de sodio tiene la capacidad de neutralizar los malos olores de las axilas mientras exfolia las células muertas para blanquear su piel.

En combinación con aceites esenciales con propiedades antibacterianas y harina de maíz puedes hacer un desodorante natural capaz de combatir las bacterias en esta zona.

Ingredientes
½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
½ taza de almidón de maíz (100 g)
10 gotas de aceite esencial de árbol de té
10 gotas de aceite de menta
2 cucharadas de vitamina E (20 g)
4 cucharadas de aceite de coco (60 g)

¿Qué debes hacer?

En un recipiente limpio mezcla el bicarbonato de sodio con la harina de maíz y añade poco a poco el aceite de coco hasta obtener una textura cremosa.
Agrega la vitamina E y los aceites esenciales y remueve todo hasta que quede bien incorporado.
Vierte la mezcla en un frasco hermético y séllalo muy bien para conservar el producto.
Toma la cantidad que sea necesaria para proteger las axilas y aplícalo con un suave masaje circular.
Guarda el resto en un lugar fresco y seco, ya que el calor lo puede derretir.

4. Desodorante de romero

El desodorante de romero es una alternativa natural para reducir el mal olor corporal y combatir el crecimiento bacteriano que lo genera.

En su fórmula el romero se combina con agua, alcohol y esencia para potenciar sus efectos contra la sudoración excesiva y el desagradable olor.

¿Quieres conocer más? Lee: Usos del aceite de romero que posiblemente no conocías

Ingredientes
½ vaso de agua (100 ml)
4 cucharadas de hojas de romero secas (40 g)
2 cucharadas de alcohol de 90º (20 ml)
10 gotas de esencia de limón.

¿Qué debes hacer?

Coloca a hervir el agua y agrégale las hojas de romero secas.
Déjalo reposar durante 10 minutos y cuélalo.
Agrégale los 20 ml de alcohol de 90º y las 10 gotas de esencia de limón.
Mezcla todo hasta que quede bien incorporado e introdúcelo en una botella de vidrio.

Agítalo antes de usar y aplícalo con un frasco con pulverizador.
Esta mezcla la puedes utilizar a diario y puede durar hasta un mes en un lugar fresco y oscuro.

Todas estas opciones son una gran alternativa a los productos comerciales porque no contienen químicos agresivos; no obstante, como todas las pieles no son iguales, siempre se aconseja hacer una pequeña prueba antes de utilizar el producto para verificar que no existen reacciones alérgicas.

Fuente: Mejor con Salud

Compártelo: