Actualizan recomendaciones para detección del cáncer de mama

La Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés) actualizó sus recomendaciones para la detección del cáncer de mama en las con riesgo promedio para la enfermedad. Las recomendaciones sustentan fuertemente el valor de las mamografías y orientan un poco más a las mujeres que se encuentran en ambos extremos del espectro etario.

“Ese probablemente sea el mensaje más importante para recordar”, dice la Dra. Sandhya Pruthi, médico de la Clínica de Mamas e investigadora del Centro Oncológico de Mayo Clinic. “El beneficio de la mamografía para las muertes por cáncer de mama ha quedado demostrado y las mujeres que se someten a dicha detección aprovechan esa ventaja”.

El cáncer de mama es el cáncer femenino más común y el segundo más mortal en mujeres, por encima del cáncer de pulmón. En Estados Unidos, se anticipa que más de 230 000 mujeres serán diagnosticadas con cáncer de mama este año.

Las nuevas pautas acaban de publicarse en JAMA (Revista de la Asociación Médica Americana) y entre las principales actualizaciones según la edad están:

– De 40 a 44 años: Deben tener la oportunidad de una mamografía anual

– Más de 45 años: Fuerte recomendación de realizarse detecciones mamográficas regulares

– De 45 a 54 años : Detección mamográfica anual

– Más de 55 años: Mamografías cada dos años, con oportunidad de hacerlo anualmente

– Más de 70 años: Mamografías para todas las que gozan de buena

La Dra. Pruthi comenta lo siguiente: “Durante años venimos recomendando a las mujeres de cuarenta años que se realicen detecciones mamográficas anuales, por lo que es grato que la Sociedad Americana contra el Cáncer apoye esta recomendación que hemos dado a las pacientes en Mayo Clinic”.

La Dra. Pruthi dice que le sorprende, sin embargo, que la Sociedad Americana contra el Cáncer ya no recomiende que los médicos realicen exámenes clínicos de las mamas en mujeres de riesgo promedio. “Lo considero un tanto desafortunado, porque creo que siempre existe la probabilidad de que durante un examen clínico de las mamas, el médico palpe algo un poco diferente que posiblemente no se vea en la mamografía, puesto que es sabido que las mamografías todavía pueden ser difíciles de interpretar, sobre en el caso de tejido mamario denso”, añade la doctora.

NP

Compártelo: