6 remedios naturales para el dolor de estómago

No es ningún secreto que las fechas decembrinas inducen a las personas a un consumo excesivo de  alimentos  y  bebidas , que en muchas ocasionan provocan malestar estomacal sin importar la hora o el lugar; pero, ¿sabes cómo aliviar el dolor de estómago después de la fiesta?

Algunos de los síntomas que acompañan al dolor de estómago son los de la indigestión, como diarrea, náuseas, gases, eructos y ruidos intestinales, de acuerdo con la University of Miami Health System.

¡Bye, bye molestias!

A continuación te hacemos unas recomendaciones para aliviar el dolor de estómago y los molestos síntomas de la indigestión.

  1. Actívate

La University os Miami Health System detalla que una pequeña caminata, de alrededor de 10 o 15 minutos, reactiva tu actividad intestinal y elimina los molestos cólicos y gases.

  1. Aplica acupresión

Un  suave  masaje circular con los dedos, durante 5 minutos, en la zona inflamada, te permitirá liberar endorfinas y deshacerte un poco del dolor.

 

  1. Dieta líquida

Si tienes más de un día con estos síntomas y continúas comiendo en exceso deberás seguir una dieta líquida, durante uno o dos días, para ayudar a limpiar a tus intestinos de la acumulación de toxinas.

  1. Probióticos

Ante el estreñimiento, dolor abdominal y diarrea, una forma rápida de recuperar tu flora intestinal es ingerir lactobacilos, los cuales podrás encontrar en muchos alimentos y suplementos al alcance de la mano.

  1. Recurre a las infusiones

El té permitirá que relajes los músculos del estómago, así que una infusión caliente de menta o manzanilla funciona tan bien como ciertos medicamentos para aliviar los cólicos y dolor abdominal.

  1. Consume jengibre

Ayuda a la digestión, reduce las náuseas y el dolor de estómago gracias al gingerol, el 6-shogaol y la galanolactona, sustancias que aumentan los jugos digestivos y neutralizan los ácidos del estómago.

Recuerda que lo más importante no es aliviar, sino prevenir, por lo cual no debes excederte en el consumo de alimentos grasos, picantes, bebidas alcohólicas, ni pasarte en tus horas de comida.

Tampoco dejes de lado unos minutos al día para realizar ejercicio aeróbico y de relajación. ¡Diviértete y a disfrutar con moderación!

Fuente: Bienestar salud190

 

Compártelo: