Persisten las colas de vehículos en las estaciones de servicio de San Cristóbal

Las colas en las gasolineras persisten en San Cristóbal, pero con menos vehículos en espera para comprar combustible, reseñó La Nación.

En la mayoría de estaciones de servicio aguardaban su turno para equiparse entre cuatro y 20 carros, razón que, de acuerdo con algunas personas consultadas, se debe a que el día domingo fueron equipadas un número importante de gasolineras, como lo habían anunciado el gobernador y los representantes de Pdvsa, luego de una reunión sostenida en la Residencia de Gobernadores el pasado viernes.

En un recorrido hecho por algunas estaciones de servicio, la mayoría estaba abierta y ofreciendo sobre todo gasolina de 95 octanos; solo una, en La Concordia, estaba cerrada.

No obstante, la Estación de Servicio Alternativa, en la Octava avenida estaba abierta, pero sin ningún vehículo equipando, debido a los altos costos del carburante.

En la bomba La Esperanza, frente a la plaza Miranda, había una cola corta y se vendía gasolina solo de 95 octanos, situación que se repetía en otras, pero que no fue obstáculo para que los conductores abastecieran sus vehículos en un corto tiempo, comodidad que no se presentaba desde hace aproximadamente un mes.

En la gasolinera frente al gimnasio Arminio Gutiérrez Castro, donde normalmente se forman importantes colas, no se observaron mayores problemas; sin embargo, estaba congestionada la zona, pero para ingresar a un supermercado donde había papel higiénico regulado, hecho que ameritó la presencia de funcionarios policiales.

Entretanto, en la bomba de La Guacara, otra de las más emblemáticas de San Cristóbal, hacían fila unos 30 vehículos, es decir, estaba corta, si se compara con lo observado la semana pasada.

Poca cola también se vio en la estación de servicio frente a Diario La Nación. Desde las primeras horas de la mañana había entre cinco y siete carros esperando abastecerse de combustible.

Uno de los usuarios que aguardaba su turno de entrar a uno de los surtidores, expresó: “de verdad no hay cola, porque ayer –el domingo- llenaron todos los tanques de gasolina, pero seguro mañana martes de nuevo amanecemos con el mismo problema”.

Compártelo: