Manuel Malaver: Mientras haya control de cambio, habrá bachaqueros

Manuel-Malaver

Ahora que Maduro y su socio, Cabello, le han declarado la guerra a los bachaqueros, cabría recordarles que tales “trabajadores” son el producto más acabado del control de cambio y que, mientras no haya libertad para que todos los venezolanos accedan a los dólares y los precios estén regulados, podrán dar los gritos y lanzar las amenazas que quieran, pero los bachaqueros seguirán irreductibles.

Aún más: no existen bachaqueros fuera de la estructura burocrática del Estado represor, controlador, dilapidador y corrupto, el cual, crea las condiciones para que los funcionarios con acceso a los alimentos importados a 6,30 bs, los traspasen a intermediarios que, al revenderlos a dólar libre en un mercado desabastecido, hacen las fortunas de sus vidas.

Tanto más grandes, si los alimentos se revenden en los países fronterizos, donde siempre los consumidores lograrán que los bachaqueros les rebajen dos o más puntos con relación a los precios nacionales.

Y cuando hablamos de fronteras y países de allende, también hablamos de militares, los cuales entran en la red del bachaqueo cobrando sumas colosales por dejar que camiones y gandolas vayan y regresen de Colombia, por ejemplo, sin que guardias y soldados se den por aludidos.

De modo que, el señor Maduro, y su socio, el teniente, Cabello, deben olvidarse que, una vez que se enteren que las raíces del bachaqueo están en el control de cambio, y que sus principales beneficiarios son los altos y medianos funcionarios y los oficiales de alta y mediana graduación, van a continuar con los brinquitos de la guerra y que donde quiera que exista un bachaquero lo van a buscar para obligarlo a dejar tan rentable “profesión”.

No señores, mientras haya control de cambio y socialismo habrá distracción de los bienes del Estado a los mercados no controlados, vía bachaqueros (un venezolanismo para intermediario) y el auge de una economía negra que -no podemos negar-, cumple una función muy cristiana: dar de comer al hambriento. @MMalaverM

Compártelo: