Carlota Salazar Calderón: No hay salida sino construimos ciudadanía

Según la última encuesta de DatinCorp realizada el 19 de Febrero del 2018, de una muestra final de 1.199 entrevistas, el 66% de los venezolanos consideran que para salir de la crisis hiperinflacionaria que padecemos debe haber un cambio de gobierno. Evidentemente el gobierno no tiene aceptación, la gente siente que no puede resolver la crisis que generó la estatización de la economía, que nos empobreció notablemente, eso no sólo lo dicen todas las encuestadoras, sino la gente en la calle.

El problema está en el ¿cómo cambiar al gobierno? encontrándonos con que el 29% quiere que sea por negociación, el 21% en elecciones con nuevas reglas electorales, el 12% elecciones con estas reglas, el 16% intervención extranjera o el 9% rebelión social…esta división no deja margen para que ninguna de las fórmulas cristalice. Ergo no hay salida.

La razón de esta división la evidencia la misma encuesta y es la desconfianza que tiene la gente en el liderazgo político. Cada quien presenta una fórmula mágica para salva la patria, cuando no se pueden salvar ni ellos. Con razón el único que les merece confianza es Lorenzo Mendoza, pero él no quiere ser candidato, en los demás que sí quieren ser candidatos la gente no confía. La otra gran disyuntiva es la de vota o no votar que tiene a los venezolanos absolutamente divididos y tristemente enfrentados, allí vemos, según estas encuestas, que aunque no cambien las reglas electorales el 51% está decidido a votar contra un 26% a no votar, pero si cambian las reglas el 66% estaría dispuesto a votar, quiere decir que no hay aventura que valgan.

Entonces esa expresión de este país no aguanta, parece que no es aquí. Y sí l agente la está pasando muy mal, por la ausencia de medicinas, centros de salud, higiene, servicios públicos… pero muchos, no todos, han podido buscar la vida, en la sobrevivencia. Los revendedores de Harina, billetes, carne…en esa larga cadena de corrupción, que hace que un producto que cuesta 25 Bs se venda en 150 bs. Cuando los productos del Clap los venden en las calles a precios altísimos… mordiéndonos la cola.

Nada es casualidad, todo es exprofeso para mantenernos ocupados en las colas de la comida, Banco, medicina…. En Venezuela lo único que evolucionó es el vivo criollo en bachaquero, en la expresión más gráfica de la tragedia social.

El cambio que la sociedad venezolana necesita no está a la vuelta de la esquina, sino comenzamos en la construcción de una ciudadanía exigente, solidaria, crítica, vigilante…cohesionada en ese objetivo. Ahora escucho que muchos sectores hablando de la ciudadanía ¡aleluya! pero eso no puede ser una bandera o una consigna, somos ciudadanos y ¡YA! ¡Maduro sale! No hay salida fácil señores, sino construimos ciudadanía, que no es sólo deberes y derechos o moral y luces, es brindar herramientas para la superación de esas familias empobrecidas y diezmadas por la miseria, hambre e ignorancia.

Carlotasc@gmail.com

@carlotasalazar