Opinión

Jaime-Bayly

Jaime Bayly: El loro procaz

Profundamente dormida, como si estuviera en su austera cama de la mansión en Miraflores donde vivía acompañada de un séquito de criadas que la adoraban…