Un elefante blanco al borde de la autopista

El proyecto completo de la red ferroviaria del país tenía fecha inicial de entrega en 2021, pero los retrasos cunden. Ni los tramos prometidos para 2012, 2013, 2014 y 2015 fueron completados a tiempo

Víctor Amaya/Tal Cual

Hugo Chávez prometió surcar Venezuela de líneas ferroviarias desde su campaña electoral. Entonces, se preguntaba cómo era posible que el país no poseyera una red que conectara al país sobre rieles de metal. El artículo 156 de la Constitución Nacional aprobado en 1999 ya habla de un “sistema de ferrocarriles nacionales”.

El gobierno de Hugo Chávez Frías, un año después que llegó al poder, en el 2000, anunció la ejecución del llamado “Plan Ferroviario Nacional’’ que contemplaba la construcción y conexión de más de 8.000 Km. de vías férreas que estarían completamente desarrolladas para el año 2021. Faltan cinco para cumplir el lapso, y los resultados son pobres.

Según un informe de Veneconomía de junio de 2006, apoyado en datos del Instituto Autónomo de Ferrocarriles del Estado (IAFE), desde 1999 y hasta 2005, se invirtieron 2 millardos de dólares en la construcción del tramo Caracas-Tuy Medio. Ese sistema puso su primera fecha de inauguración en octubre de ese año 2006, para la primera fase: Caracas-Cúa.

Los siguientes tramos conectarían Cúa con La Encrucijada, y de allí hasta Puerto Cabello, cuya conexión a Valencia se concretaría en 2012. También, se plantearon otros trazos, como BarquisimetoPuerto Cabello, Chaguaramas-Cabruta y San Juan de los Morros-San Fernando de Apure, por ejemplo.

Diez años más tarde, solamente el primer tramo está en uso. El resto sigue esperando, mientras se acumulan los dineros asignados.

El 25 de mayo de 2010, el entonces presidente del IFE, Franklin Pérez Colina, detallaba todos los tramos del plan nacional y aseguraba que entre 2013 y 2014 ya varios estarían inaugurados. No fue así.

En noviembre de 2011, el mismo Pérez Colina anunció que el tramo La Encrucijada-Puerto Cabello alcanzaba 70% de avance en sus obras, luego de invertir 7.000 millones de dólares. “Se trata de una obra que se ve cuando se va por la autopista.

Se ven los viaductos, los puentes”, declaró. En enero de 2012, Pérez Colina afirmó que “se aceleró la construcción de este tramo que estiman entregar en tres fases: Mariara ­ San Diego en 2013, Cagua ­ Mariara en 2014, y San Diego ­ Puerto Cabello en 2015”. No cumplió.

Del tramo Chaguaramas – Cabruta, a entregarse en 2013, se ejecutó el 25%. Del proyecto que unía a San Juan de los Morros con San Fernando de Apure, también con inauguración prevista para ese año, se ejecutó solo el 30%.

El proyecto Chaguaramas – Las Mercedes – Cabruta tenían como fecha de culminación 2013 pero solo se ejecutó el 40%. En el caso del sistema San Juan de los Morros – Dos Caminos – Calabozo – San Fernando de Apure, la ejecución alcanzó el 32% de la obra a pesar de que tenía fecha de entrega estipulada en 2013.

NI ARREGLANDO

El sistema ferroviario nacional incluía la rehabilitación de la línea Puerto Cabello-Barquisimeto, en desuso desde 1996.

Se esperaba que entrara en funcionamiento en 2006, según anuncios oficiales, al recuperar las vías y también las siete estaciones construidas en los años 50, consideradas patrimonio cultural. La inversión para tales trabajos superaba ese año los 600 millones de dólares bajo el convenio entre China y Venezuela que, además, pondría en funcionamiento 17 nuevos trenes.

En octubre de 2014, el supuesto 30% faltante de la vía visible desde la Autopista Regional del Centro no se había completado. Según El Carabobeño, deudas de hasta 500 millones de dólares con contratistas paralizaron la obra en 2013. Francisco Torrealba, quien fungía entonces como presidente del IFE, afirmaba sin embargo que a finales de 2015 estaría rehabilitado el tramo Cagua-Puerto Cabello y en uso con trenes diésel.

Tampoco se cumplió. Todas ello a pesar de la inyección continuada de recursos mil millonarios.

Tan solo como un ejemplo, según la Memoria y Cuenta del Ministerio de Transporte, durante 2014 se asignaron: Bs 4,9 millardos para el tramo Puerto Cabello – La Encrucijada, vía Fonden; Bs 200 millones para la rehabilitación del tramo Puerto Cabello – Barquisimeto y Yaritagua ­ Acarigua, con dinero proveniente del Fondo Chino Venezolano; Bs 628 millones para el tramo Tinaco­Anaco.

Si lo dicho en octubre de 2014 por el entonces presidente del Instituto Autónomo de Ferrocarriles del Estado, Francisco Torrealba, se hubiese cumplido, este año 2016 se habrían iniciado las pruebas de la ruta ferroviaria Cagua­ San Diego. “Estamos abordando la culminación del sistema ferroviario nacional”, aseveró entonces. Pero las obras no avanzaron ni se culminaron. De hecho, Torrealba admitió esa vez que las rutas Puerto Cabello, Acarigua y Barquisimeto se encontraban paralizadas.

 

Compártelo: