“Sería terrible un evento que suspendiera las elecciones”

Como en los últimos tres años, Venezuela se prepara para un nuevo proceso electoral, el de los diputados a la Asamblea Nacional, que se perfila como posibilidad de empezar un cambio político que incida, además, en revertir la crisis social y económica que enfrenta el país.

Sin embargo, frente a experiencias anteriores y un conjunto de irregularidades que van desde inhabilitaciones políticas hasta la trayectoria partidistas de algunos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), cabe preguntarse si las condiciones están dadas para estos comicios y hasta qué se puede dar a los ciudadanos de contar con un proceso transparente y.

El director del Observatorio Electoral Venezolano (OEV), Luis Lander, hace hincapié en la importancia de las parlamentarias. “Sería terrible que hubiese algún evento que significara la suspensión de las elecciones”, afirma.

– ¿Están dadas las condiciones para estas elecciones?

– Hay problemas que se vienen suscitando desde antes de este proceso. Sin embargo, hay un estudio de la UCAB donde la percepción de los venezolanos hacia el sistema electoral es que la gente siente cierto nivel de desconfianza, pero conjuntamente con eso manifiesta alta disposición a votar, lo que es una buena . Lo que esperaría es que con esa desconfianza hacia el CNE la gente dijera que prefiere no votar.

– ¿Qué irregularidades ha observado en la preparación de las parlamentarias?

– Resulta preocupante que los distintos actores institucionales no traten de superar esa desconfianza que la gente tiene hacia las autoridades del árbitro electoral, sino que por el contrario, la manera como se toman algunas decisiones induce a generar esa desconfianza.

En este sentido, Lander recuerda cómo se hizo el proceso de nombramiento de los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), que además de dilatarse, destaca la falta de disposición para llegar a un consenso en el parlamento, antes de haber pasado el caso al Tribunal Supremo e Justicia (TSJ) para encargarse de tales designaciones.

“Luego el CNE, sin que hubiese ninguna razón técnica para ello, se demoró en dar la fecha de las elecciones y su cronograma electoral. No se definió con antelación las circunscripciones, una cantidad de información básica, haciendo que mucha gente pensara que había las intenciones de suspenderlas”, agrega.

Problemas de paridad

A las irregularidades previas a los comicios del 6 de diciembre, Lander observó también un problema con la resolución que exigía la paridad de género en la plancha de candidatos a postular.

“Hay dos problemas. Lo primero es que se hizo en un período menor a los seis meses antes de las elecciones, y el artículo 298 de la Constitución nacional dice que el reglamento electoral no se puede cambiar seis meses antes de las elecciones”, acotando que aunque se trató de una resolución, la misma modificó la ley porque colocó una condición adicional que no estaba”, explicó Lander.

Añade que la resolución fue aplicable solo en circunscripciones donde no se hicieron primarias, lo cual generó una desigualdad en la conformación de las planchas a razón de la cantidad de mujeres que cada factor requirió para completar sus cuadros.

“Son hechos que en vez de contribuir a dar mayor confianza, hacen ruido y crean malestar y desconfianza”, acota.

– La negativa del Gobierno para permitir la presencia de observadores internacionales ha sido otra de las denuncias. ¿Hasta qué punto se hace necesario este monitoreo electoral?

– Las veces que ha habido observación internacional de calidad en Venezuela han terminado por señalar irregularidades en el proceso, pero diciendo al final que los resultados son legítimos… ha salido fortalecido el sistema electoral venezolano con esa observación.

– Entonces, ¿puede mantenerse la intención de voto aun cuando no haya observación internacional?

– La observación internacional podría tener un efecto de darle confianza a los electores, y es una cosa que el Gobierno se niega a hacer. Si el presidente Nicolás Maduro es consecuente con sus declaraciones, no habrá acompañamiento de nadie.

Lander insiste en elevar la intención de voto que manifiestan los venezolanos para estas elecciones, muy a pesar de su desconfianza con el árbitro electoral, como parte de una respuesta de evaluación a la actual gestión gubernamental.

“Hay que estimular la participación de la gente, y que lo haga responsablemente. Esas parlamentarias del 6D no es una elección nacional, son 114 comicios distintos realizados simultáneamente… el elector debe saber cuántos votos va a emitir, que se enteren de qué candidatos les están presentando y qué están ofreciendo, para que hagan una elección consciente más que en un voto polarizado”, concluye.

Fuente: Correo del Caroní

Compártelo: